Salir con un hombre asiático

Del 29 de noviembre de 2018 al 27 de enero de 2019 La exposición “Pabellón de género” reflexiona sobre la posición de la mujer en la sociedad a través de discursos social Cómo salir con una chica asiática . Hay una gran diferencia entre salir con una mujer asiática si vives en Asia, y salir con una persona cuya familia emigró a Occidente. Este artículo trata principalmente sobre chicas asiáticas que no crecieron en Asia, pero gran parte del consejo se aplicará a las mujeres asiáticas en cualquier lugar. Tras esta relación, tuve una con otro hombre asiático. Huelga decir que pasé una década sin que lo de los hombres blancos ni los fetiches se me pasara por la mente. Hace unos meses, empecé a salir con un chico asiático. Cuando me iba a desvirgar con él, cumplió el tópico y la tenía tan pequeña que no logró desvirgarme y lo hizo con un vibrador. No le comenté nada al respecto para no herirle. Hoy me ha dejado porque 'no soy lo suficientemente buena en la cama'. ADV Jamás, y lo digo con la mano en el corazón, jamás se me pasó por la cabeza la idea de vivir una historia de tipo romántica con un hombre asiático…eso lo dejaba para las películas y los dramas…donde soñamos en secreto y fantaseamos pensando que quizá, muy remotamente y si viviéramos en Utopilandia podríamos sentir el calor al ... Con pelo negro, naranja y rubio, así aparece Shakira en video de ‘Me gusta’ - Pulzo.comLa barranquillera había mostrado un adelanto del clip en Instagram el jueves, para anunciar que estaría disponible a las 10:00 a.m. del viernes en Bogotá.- Pulzo.com. Video de Katy Perry revela su embarazo de Orlando BloomEn el video de su nueva canción, Perry aparece con un vestido que permite ver ... Asiático Hombres - Citas Citas. Mira perfiles de miembros Hombre que se unieron a Citas Peru que estan etiquetados con Asiático. Salir con otros que tienen intereses parecidos es una manera genial de encontrar que hacer cuando se conozcan. ¡Registrate para un Perfil Totalmente Gratis para Salir Esta Noche! Pero ha estado 3 meses, cada día diciendome ya sea a la cara o por mensaje, que tenía que dejar a mi novio, que no debo ir a China, que eso será, la DESGRACIA de mi vida. Que si sigo con un chino mi vida se arruinará. Y lo mejor de todo, ‘debes salir con un Japonés, porqué los japoneses son las personas más simpáticas del mundo’ . Un hombre murió por la picadura de un avispón gigante asiático Miércoles, 13 de Mayo de 2020 08:01 El avispón gigante se difunde con rapidez y es una peligrosa especie, en especial contra las ... El hombre fallecido por esta enfermedad era un trabajdor de apellido Tian que viajaba en ómnibus con otros colegas hacia la provincia de Shandong , en el este de China, por motivos laborales.

CONOCE LAS PROPIEDADES DEL TÉ VERDE Y SUS MARAVILLOSOS BENEFICIOS

2018.07.30 20:05 andreina139 CONOCE LAS PROPIEDADES DEL TÉ VERDE Y SUS MARAVILLOSOS BENEFICIOS

CONOCE LAS PROPIEDADES DEL TÉ VERDE Y SUS MARAVILLOSOS BENEFICIOS
Una de las delicias más satisfactorias que el ser humano puede tomar con el cual debe y puede deleitarse es con una taza de té, es muy sabrosa, aparte de ser de buen gusto, es nutritivo, y contribuye a mejorar la vida del ser humano, la historicidad del té verde, remontan al Continente Asiático, quienes fueron los primeros en utilizarlo.
Los primeros en descubrirlo fue específicamente en China, uno de los países más populosos de ese continente, igualmente sucedió posteriormente en Japón.
Una de las bondades de Asia, es que allí se albergan casi, por no decir todas, la existencia de las más variadas formas de los tés conocidos a nivel mundial, ¿Cuándo tomar verde?. Interesante, más adelante se detallará…
Esto sin contar que es uno de los continentes más importantes y extensos,ya que allí se encuentra la planta del Verde, ya que es utilizado como una bebida de tipo medicinal, la cual contiene un sin fin de privilegios para la salud en general.
Aparte que es tomada inclusive como una planta con propiedades místicas,. En este caso no hay registros claros de las diferentes culturas milenarias y ancestrales en la utilización del té de forma mística, pero si hay relatos acerca de ello.

DESCRIPCIÓN DE LA PLÁNTULA DEL TÉ VERDE

Planta de características básicas. La cual proviene de la planta llamada Camella sinensis.
El té verde muy ampliamente conocido y bebido en Japón y China se hace a partir de las hojas que no se marchitan y que su proceso de oxidación no ha empezado, esto es lo que lo hace diferente a los otros té, como el té negro, el té blanco, entre otros.
Es pequeño en estatura mide aproximadamente de 1 a 9 metros, su raíz, es bastante fuerte, vigorosa, bien podría catalogarse de indestructible, imperecedero, es muy hermoso también a la vista.
Este árbol es catalogado de indestructible debe ser muy bien tratado, así que también se debe ser muy cuidadoso en su mantenimiento, para que la planta pueda crecer como se estima, de hecho debe ser cortado o podado antes de que llegue a las 2 metros, esto con la finalidad de producir el mejor té.
Igualmente, de este árbol frondoso al prensarse sus hojas, también se logra el Aceite de Camelia. Existen diferentes variedades se logran en el trabajo con este árbol y su cosecha es muy preciada de allí que se desprendan grandes marcas del Té verde, las grandes casas en China, es decir los descendientes marcan grandes diferencias en la elaboración de los té.
Por ejemplo, para un buen grado de excelencia del Té Chino, se encuentran los de la marca Twinings, los que buscan más calidad y reconocen el Alto grado del Té, se enfatizan en encontrar el Té Mao Jian y de mayor alto grado y relevancia se encuentra el Longjing, muy buscado, preciado y hasta muchas veces falsificados.
https://preview.redd.it/7yl929cpk4d11.jpg?width=700&format=pjpg&auto=webp&s=de698ba785ec3b1761b6a05eea7d042c75da301b

POLIFENOLES:

Entre los compuestos de mayor importancia están los polifenoles los cuales se encargan reforzar de manera natural las paredes capilares, son pequeños nutrientes que le permite al cuerpo sentirse mejor y con salud, cada uno de los micronutrientes ayudan igualmente a la anti oxidación.

CAFEÍNA:

Este compuesto se encuentra en un nivel moderado en el té verde. Es un estimulante de amplio espectro del sistema nervioso central, la cual es utilizada para aquellos que no quieran dormir ya que acelera la actividad cerebral.

VITAMINAS:

Se presentan en el té verde las siguientes A, B2, C y E. Por esta razón no se debe dejar hervir el agua en ebullición, ya que perdería todas las vitaminas, Los japoneses lo tienen como norma y ley, la elaboración del té en las localidades de japón.

MINERALES:

Se encuentra en pequeñas proporciones los siguientes: hierro, cobre, molibdeno, sodio, fósforo, calcio, cromo, magnesio, manganeso, cobalto, estroncio, níquel, potasio, aluminio, flúor, selenio. Todos contribuyen a la prevención de diferentes problemas en el organismo, pero uno de los más interesantes es la evitar las caries dentales debido a su gran contenido de flúor.

AMINOÁCIDOS:

También están presentes en el té una singular cantidad de éstos, ácido aspártico, tirosina, valina, leucina, treonina, arginina, lisina, fenilalanina ácido glutámico, triptófano, glicina, serina y aspargina, que contribuyen en gran manera a evitar una crisis metabólica por la falta de éstos.
https://preview.redd.it/lhe290hhh4d11.jpg?width=1024&format=pjpg&auto=webp&s=346f01a9e6ac0f4e264fc9a5c704e31835a8bca1

BENEFICIOS DE CUÁNDO TOMAR TÉ VERDE

1.Uno de los beneficios de mayor relevancia que contienen los tés verdes, son los compuestos químicos que la planta ostenta , los cuales permiten al organismo combatir contra otras moléculas.
En este caso, cuando se mencionan moléculas, es por que se hablan de los radicales libres, por esta razón el ser humano siempre anda en la búsqueda de la eterna juventud, por eso se encuentra en el té verde el coligado que contribuye a no verse tan viejo y con una piel tersa
  1. Otro de los beneficios por los cuáles debe conocerse ¿Cuándo tomar té verde?, es que según estudios muy bien realizados, se puede decir, que el té verde ayudaría en la prevención de diferentes formas de cáncer.
Los incesantes estudios en diferentes universidades de Canadá específicamente, convienen en determinar que la ingesta del té verde es un método a futuro para disminuir la batalla contra este flagelo como lo es el Cáncer y sus diferentes tipos y lugares de persistencia.
Toda persona quiere, necesita, añora ser sana, se considera que el 100% de la población quiere ser feliz, y uno de lo más anhelados es la salud, es de observar como el ser humano va degradándose día a día, indiferente de estar enfermo o no, es ley de vida ir envejeciendo.
Pero algo si es seguro, que cualquier persona rechaza la idea de padecer de algún tipo de cáncer, el té verde en conjunto con otras plantas han contribuido en los estudios serios acerca de la reducción de contraer algún tipo de cáncer.
En este mismo orden de ideas, el té verde es uno de los más eficaces para evitar o prevenir el cáncer de vejiga, muy común en las mujeres, así como de esófago, páncreas y el más común el de ovarios.
Entre los estudios más recientes se encuentras otros tipos enfermedades que pueden desencadenar en cáncer, tales como, evitar la aparición de virus del papiloma humano y las verrugas genitales.
Aún en estudio otros tipos como el cáncer de mamas, pulmón, próstata, el cáncer gástrico y el de piel.
  1. En este orden de ideas, una de las enfermedades silenciosas que ha arrasado a los pueblos en vías de desarrollo e inclusive los ya desarrollados, es el flagelo de la cardiopatía, la cual es silenciosa pero que puede desencadenarse en muerte, sino se muestran los debidos respeto.
El consumo de este té mejora al paciente cardiópata, ya que por su acción antioxidante contribuye a que los altos niveles de Colesterol malo que estén en la sangre, puedan regularse y salir del cuerpo de manera efectiva y eficaz.
  1. La cardiopatía es ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, es decir, no llevar sangre al músculo más importante como es el corazón.
El proceso es lento para la elaboración de colágeno, esto por supuesto endurece la sangre y cierran muchas veces las arterias, todo esto ocurre por la acumulación de grasas y las inflamaciones, por lo tanto se engrosan las arterias coronarias, que pueden llevar inclusive a la muerte.
  1. Cada beneficio del Té verde, lleva a otro escalón de mejoras en el organismo, tal es el caso, cuando existen problemas estomacales, dolores del estómago, el estreñimiento que causan dolores fuertes en el intestino grueso y delgado que muchas veces desencadena úlceras, gastritis, entre otras.
Los gases intestinales contribuyen muchas veces la oclusión abdominal y su posterior hinchazón, entre otras, todo esto puede mejorarse con el Té Verde.
  1. La mujer de hoy en día es muy fitness, le encanta verse bien, es de hacer notar, que el hombre no se queda atrás, ¿Cuándo tomar té verde?, cuando se quiere bajar peso, para mejorar la tonicidad del cuerpo.
En este orden de ideas, y no es solamente, por alardear, es que diferentes estudios científicos lo han determinado, por ser un oxidante de radicales libres contribuye a mejorar el metabolismo y de esta forma permite quemar el exceso de grasa que tenga el cuerpo.
5.Uno de los órganos de mayor realce en nuestro organismo es el Hígado, ya que es el encargado de purifica la sangre en nuestro organismo, el hombre debido a los malos hábitos alimenticios destruyen los órganos de mayor importancia para su supervivencia.
El alcohol, las drogas medicadas o no, ocasionan mucho daño al hígado, de una u otra forma entran en el organismo toxinas y el responsable de hacer de filtro, es el hígado, es como el bronceador que se utiliza en la piel para evitar los efectos nocivos del sol, sobre ésta.
https://preview.redd.it/7pj5lyuxk4d11.jpg?width=700&format=pjpg&auto=webp&s=a64a9d0765262a15cb2de920b21d09eed3ce8ea5
Propiedades del té verde y sus beneficios
submitted by andreina139 to u/andreina139 [link] [comments]


2018.07.12 07:22 master_x_2k Interludio VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Interludio VI

La mandíbula de Paige le dolía. Ser amordazada como un animal hacia eso.
Las otras ataduras no eran tan molestas, pero eso era solo en un sentido relativo. Sus manos fueron enterradas en un par de cubos de metal reforzado, cada uno lleno con esa maldita espuma de color amarillo pastel. Los cubos estaban unidos detrás de su espalda, con enlaces de cadena cómicamente sobredimensionados. Hubiera sido intolerablemente pesado si no fuera por el gancho en el respaldo de su silla, en el que podía colgar la cadena.
Tiras de metal se habían ajustado justo debajo de sus axilas, cerca de la parte inferior de las costillas, la parte superior de los brazos y la cintura, con dos bandas más alrededor de cada uno de sus tobillos. Las cadenas parecían conectar todo, evitando que moviera los brazos o las piernas más de unos pocos centímetros en cualquier dirección antes de sentir la frustrante resistencia y el tintineo de las cadenas. El collar de metal pesado alrededor de su cuello, lo suficientemente grueso que podría haber sido un neumático para un vehículo pequeño, parpadeaba con una luz verde con la suficiente infrecuencia que olvidaba anticiparlo. Ella se distraía y molestaba por su aparición en su visión periférica cada vez que brillaba.
La ironía era que un par de esposas habrían bastado. No tenía fuerza mejorada, ni trucos para deslizarse fuera de sus restricciones, y no estaba dispuesta a correr de todos modos. Si algo de eso era una posibilidad real, no le habrían permitido entrar en la sala del tribunal. La fiscalía había argumentado que podría haber aumentado su fuerza, que podía ser un riesgo de huida, y su abogado no había hecho un trabajo lo suficientemente bueno para argumentar en contra, así que las restricciones habían continuado. Lo que significaba que estaba atada como Hannibal Lecter, como si ya fuera culpable. Incapaz de usar sus manos, su cabello, el vibrante y sorprendente amarillo de un limón, se había deslizado de donde estaba metido detrás de sus orejas y ahora había hebras colgando frente a su cara. Sabía que solo la hacía parecer más desquiciada, más peligrosa, pero no había nada que pudiera hacer al respecto.
Si hubiera podido, habría tenido un comentario o dos para hacer al respecto, o al menos podría haber pedido al abogado que le arreglara el pelo. Hubiera discutido con el hombre que había sido contratado como su defensa, en lugar de esperar horas o días para responder a cada uno de sus correos electrónicos. Ella habría exigido que se cumplieran sus derechos básicos.
Pero ella no pudo decir nada. Una máscara de cuero reforzada con las mismas tiras de metal que estaban en su cuerpo y una rejilla estilo jaula de pequeñas barras de metal estaba atada a la parte inferior de su cara. El interior de la máscara era lo peor, porque el mecanismo se extendía dentro de su boca, un entramado de alambres manteniendo su boca fija en una posición ligeramente abierta, su lengua presionada con fuerza contra el piso de su boca. El barbárico aparejo dejaba a su mandíbula, su lengua y los músculos de su cuello irradiando tensión y dolor.
“Silencio. Todos de pie, por favor. Esta corte está ahora en sesión, presidiendo el honorable Peter Regan.”
Era tan difícil moverse con las restricciones. Su abogado agarró la cadena que corría entre su axila y su brazo, para ayudarla a ponerse de pie, pero ella tropezó de todos modos, chocó contra la mesa. No había forma de ser elegante cuando usabas restricciones que pesaban la mitad que tú.
“Señoras y señores del jurado, ¿han llegado a un veredicto?”
“Lo hicimos, su señoría.”
Paige vio como el empleado le entregaba el sobre al juez.
“En lo que respecta al estado de Massachusetts versus Paige Mcabee, en cuanto al cargo de intento de asesinato, ¿cómo la encuentran?”
“No culpable, su señoría.”
Paige se relajó un poco con alivio.
“En lo que respecta al estado de Massachusetts versus Paige Mcabee, en cuanto al cargo de asalto agravado con habilidad parahumana, ¿cómo la encuentran?”
“Culpable, su señoría.”
Paige negó con la cabeza lo mejor que pudo. ¡No! ¡Esto no era justo!
Ella casi se perdió la siguiente línea. “... agresión sexual con una habilidad parahumana, ¿cómo la encuentran?”
“Culpable, su señoría.”
Asalto sexual. Las palabras le helaron la sangre. No fue así.
“¿Es este su veredicto?”
“Sí, su señoría.”
“Paige Mcabee, por favor dirija su atención hacia mí”, dijo el juez.
Ella lo hizo, con los ojos muy abiertos, con la boca abierta.
“Determinar la sentencia para este caso no es fácil. Como su abogado sin duda le ha informado, usted cae bajo el alcance del ATCP, la norma de las tres condenas.[1] A la edad de veintitrés años, no has sido declarada culpable de ningún delito anterior.
“Según los testigos escuchados en este tribunal, primero demostró sus habilidades a principios de 2009. Usted fue explicita en no querer ser miembro del Protectorado, pero también expresó su desinterés por una vida delictiva. Este estado, en el que un individuo no se identifica como héroe o villano, es lo que el ERP clasifica como un ‘renegado’.”
“Nos interesa promover la existencia de renegados, ya que la proporción de parahumanos en nuestra sociedad aumenta lentamente. Muchos renegados no causan enfrentamientos, ni buscan intervenir en ellos. En cambio, la mayoría de estos individuos vuelven sus habilidades al uso práctico. Esto significa menos conflicto, y esto sirve al mejoramiento de la sociedad. Estos sentimientos reflejan los que usted expresó a su familia y amigos, como escuchamos en este tribunal en las últimas semanas.”
“Esos hechos están a tu favor. Lamentablemente, el resto de los hechos no lo están. Entienda, señorita Mcabee, que nuestra nación usa el encarcelamiento por varias razones. Nuestro objetivo es eliminar a las personas peligrosas de la población y lo hacemos de manera punitiva, tanto por justicia contra los transgresores como para desalentar a otros delincuentes.”
“Cada uno de estos se aplica en su caso. No es solo la naturaleza atroz del crimen lo que debe considerarse con la sentencia, sino el hecho de que se realizó con un poder. Las leyes son aún nuevas frente a la criminalidad parahumana. Tomamos conciencia de nuevos poderes semanalmente, la mayoría de los cuales, si no todos, merecen atención cuidadosa e individual con respecto a la ley. En muchos de estos casos, hay poco o ningún precedente al que recurrir. Como tal, los tribunales se ven obligados a adaptarse continuamente, a ser proactivos e inventivos frente a las nuevas circunstancias que introducen las habilidades parahumanas.”
“Es con todo esto en mente que considero su sentencia. Debo proteger al público, no solo de ti, sino de otros parahumanos que podrían considerar hacer lo que tú hiciste. Colocarte en detención estándar resulta problemático y exorbitantemente costoso. Sería inhumano y dañino para su cuerpo mantenerla bajo restricción mientras dure su encarcelamiento. Deben organizarse instalaciones especiales, personal y contramedidas para mantenerla aislado de otros reclusos. Usted plantea un riesgo de fuga significativo. Finalmente, la posibilidad de que usted reingrese a la sociedad, por escape o libertad bajo palabra, es particularmente preocupante, dada la posibilidad de una ofensa repetida.”
“Es con esto en mente que he decidido que hay motivos suficientes para condenarla fuera del alcance del ATCP. Culpable de dos cargos, la acusada, Paige Mcabee, es sentenciada a encarcelamiento indefinido dentro del Centro de Contención Parahumana Baumann.”
La Pajarera.
El ruido en la sala del tribunal era ensordecedor. Un rugido de vítores y abucheos, movimiento, gente de pie, periodistas presionando para ser los primeros en salir. Solo que Paige parecía estar quieta. Fría, congelada en horror absoluto.
Si hubiera podido, ese podría haber sido el momento en que perdía el control. Ella habría gritado su inocencia, le habría dado un ataque, incluso habría dado algunos golpes. ¿Qué tenía ella que perder? Esa sentencia era poco mejor que una ejecución. Algunos dirían que era peor. No habría escapatoria, ni apelaciones, ni libertad condicional. Pasaría el resto de su vida en compañía de monstruos. Con algunas de las personas que estaban encerradas allí, la descripción de ‘monstruo’ era demasiado literal.
Pero ella no pudo. Ella estaba atada y amordazada. Dos hombres que eran más grandes y más fuertes que ella pusieron sus brazos debajo de sus axilas, prácticamente cargándola fuera de la sala del tribunal. Una tercera persona en uniforme, una mujer corpulenta, caminó rápidamente junto a ellos, preparando una jeringa. El pánico se apoderó de ella, y como ella no tenía forma de expresarlo, de hacer algo al respecto, la histeria solo se agravó, lo que hizo que se sintiera más presa del pánico. Sus pensamientos se disolvieron en una neblina caótica.
Incluso antes de que la jeringa de tranquilizantes fuera hundida en su cuello, Paige Mcabee se desmayó.

Paige se despertó y disfrutó de cinco segundos de paz antes de recordar todo lo que había pasado. La realidad la golpeó como un chorro de agua fría en la cara, algo literalmente. Abrió los ojos, pero los encontró secos, el mundo demasiado brillante para enfocarse. El resto de ella estaba húmedo, mojado. Gotas de agua corrían por su rostro.
Trató de moverse, y no pudo. Era como si algo pesado hubiera sido amontonado encima de ella. La parálisis la aterrorizó. Paige nunca había soportado ser incapaz de moverse. Cuando se fue a acampar cuando era niña, había preferido dejar su saco de dormir abierto y tener frío en vez de estar confinada dentro de él.
Era esa espuma, se dio cuenta. Las restricciones no fueron suficientes, le rociaron con esa cosa para asegurarse de que todo debajo de sus hombros estaba cubierto. Cedía un poco para permitirle exhalar, incluso podía mover los brazos y las piernas un poco, inclinarse en cualquier dirección. Sin embargo, cuanto más empujaba, más resistencia había. En el momento en que ella detuvo sus esfuerzos, todo volvió a la misma posición con el tirón elástico de la espuma. Sintió náuseas en el estómago, el latido de su corazón se aceleró. Su respiración se incrementó, pero la máscara hizo que incluso su respiración se sintiera confinada. El agua hacía que su máscara se humedeciera, por lo que se pegaba a su boca y nariz. Había ranuras para su nariz y boca, pero era muy poco. No podía tomar una respiración profunda sin llevar agua a la boca, y con la lengua presionada contra su mandíbula, no podía tragar fácilmente.
La habitación se tambaleó, y tuvo que detenerse antes de perder el desayuno. Si vomitaba con la máscara ella podría ahogarse. Débilmente se dio cuenta de dónde estaba. Un vehículo. Un camión. Había pasado por un bache.
Sabía a dónde estaba llevándola. Pero si no podía liberarse, iba a perder la cabeza antes de llegar allí.
“El pajarito está despierto”, una chica habló, con un toque de acento nasal de Boston.
“Mmm.” Un hombre gruñó.
Paige sabía que la referencia a un ‘pájaro’ se debía a las plumas sueltas que sobresalían de su cuero cabelludo. Sus poderes habían venido con algunos cambios cosméticos extremadamente menores, convirtiendo su cabello en el amarillo brillante de un plátano o un pato bebé. Afectó todo el pelo de su cuerpo, incluso las pestañas, las cejas y los finos vellos de los brazos. Las plumas habían comenzado a crecer un año atrás, exactamente el mismo tono que su cabello, solo un puñado a la vez. Al principio, alarmada y avergonzada, ella las había cortado. Una vez que se dio cuenta de que no estaban ocurriendo más cambios, se relajó y las dejó crecer, incluso las exhibió.
Paige dirigió su atención a las dos personas en el vehículo con ella, contenta por la distracción a su creciente pánico. Tuvo que obligar a sus ojos a permanecer abiertos, por dolorosa que era la luz, esperando a que sus ojos se enfocaran. Sentada en el banco a su lado había una chica de su edad. La chica tenía un aspecto asiático en sus rasgos. Sus ojos, sin embargo, eran de un azul muy pálido, traicionando un poco de herencia occidental. La chica llevaba el mismo overol naranja que Paige, y cada parte de ella, excepto los hombros y la cabeza, estaba cubierta por la espuma blanca amarillenta. Su cabello lacio y negro estaba pegado al cuero cabelludo por la humedad.
El hombre se sentaba en el otro banco. Había más espuma alrededor de él que alrededor de Paige y la otra chica juntas. Para colmo, una jaula de barras de metal rodeaba la espuma, reforzando el aparejo. El hombre también era asiático, no menos de dos metros de altura. Los tatuajes se deslizaban por los lados de su cuello y detrás de sus orejas, en medio de su húmedo cabello negro; Llamas rojas y verdes, y la cabeza de lo que podría haber sido un lagarto o un dragón, dibujado en un estilo oriental. Tenía el ceño fruncido, los ojos ocultos en las sombras, ajeno al chorro interminable de roció que los aspersores en el techo del camión estaban generando.
“Oye, pajarito”, dijo la chica sentada frente a Paige. Ella estaba mirando a Paige como si esos ojos fríos pudieran mirar a través de ella. “Esto es lo que vamos a hacer. Te inclinas hacia la derecha lo más fuerte que puedes, luego te empujas hacia la izquierda en mi señal. Pero sigues mirando hacia la puerta de atrás, ¿de acuerdo?”
Paige miró a su derecha. La puerta trasera del camión parecía una puerta de bóveda. Ella rápidamente miró a la chica asiática. ¿Realmente quería darle la espalda a esta persona?
La chica pareció notar la vacilación de Paige. Ella bajó la voz hasta un siseo que hizo que la piel de Paige se estremeciera. “Hazlo. A menos que realmente quieras arriesgarte ante la posibilidad de que pueda encontrarte en la prisión, si no haces lo que te digo.”
Los ojos de Paige se ensancharon. Este era el tipo de persona con la que la iban a encerrar. Ella sacudió su cabeza.
“Bien, pequeño pajarito. Ahora inclínate hacia tu derecha, mira hacia la puerta.”
Paige lo hizo, forzando su cuerpo para moverse tan cerca de la puerta como pudo.
“¡Y de vuelta!”
Ella se movió hacia el otro lado, con los ojos todavía en la puerta. Algo pesado crujió contra la parte posterior de su cabeza. Trató de alejarse, sentarse derecha de nuevo, pero fue detenida cuando la máscara se enganchó en algo.
Cuando sintió un aliento caliente en la parte posterior de su cuello, supo lo que había enganchado. La otra chica se había agarrado a la correa de la máscara con los dientes. Hubo un tirón, luego la chica perdió el agarre, y las dos fueron empujadas hacia atrás a sus posiciones individuales por la gomosa espuma.
“Mierda”, gruñó la chica, “Otra vez.”
Tomó dos intentos más. En el primero, la correa se liberó de la hebilla. En el segundo, la chica agarró la máscara y tiró. Paige giró su cabeza en dirección a la chica para que la jaula parecida a un chupete en el interior de su boca pudiera liberarse.
Zarcillos de baba se extendieron desde su boca mientras estiraba su mandíbula y su lengua, tratando de tragar apropiadamente. Ella dejó escapar un pequeño gemido cuando la sensación regresó a las partes de su rostro que se habían vuelto entumecidas.
“Dos pweguntash,” balbuceó la chica asiática, sus dientes aun agarrando el cuero de la máscara entre ellos, “¿Túh pohwed?”
Paige tuvo que estirar su mandíbula y su boca un segundo antes de poder hablar, “¿Mi poder? Yo canto. Realmente bien.”
La chica asiática frunció el ceño, “¿Gé mash?”
“Yo... hago que la gente se sienta bien. Cuando toma impulso, puedo afectarlos, alterar sus emociones, hacerlos susceptibles a seguir instrucciones.”
La chica asintió con la cabeza, “¿Eh collah?”
Paige bajó la mirada hacia el collar de metal pesado alrededor de su cuello, “Está preparado para inyectar tranquilizantes en mi cuello si canto o alzo la voz.”
“Okah”, balbuceó la chica, "Toma lah mahcaga.”
“¿Por qué?”
“¡Tomagah!”
Paige asintió. Se apartaron la una de la otra, luego se balancearon, la chica le pasó la máscara. Ella la apretó entre sus dientes, sintiendo su mandíbula dolorida.
“Suelta eso y te invierto la piel”, dijo la chica, “Lung. Oye, ¿Lung? Despierta.”
El hombre sentado frente a ellas levantó un poco la cabeza y abrió los ojos. Tal vez. Paige no podía verlo.
“Sé que es difícil con las cosas que te inyectaron, pero necesito tu poder. Pajarito, inclínate hacia adelante, muéstrale la máscara.”
Paige hizo todo lo posible para empujarse hacia adelante contra la espuma que estaba en capas contra su pecho y su estómago, agarrando la correa en sus dientes, la máscara colgando debajo de su barbilla.
“Necesito que calientes el metal, Lung”, dijo la chica. “Jodidamente caliente.”
Lung negó con la cabeza. Cuando habló, no había acento de Boston en su voz. El acento que estaba allí hacia cortas sus palabras, claramente no era la voz de un hablante nativo de inglés. “El agua. Está demasiado mojado, demasiado frío. Y no puedo verlo bien. Mis ojos no han sanado por completo, y es difícil ver a través de este rocío. No me molestes con esto.”
“Inténtalo , miserable hijo de puta. Fracaso de líder. Es lo mínimo que puedes hacer, después de que una niña te pateo el culo, dos veces.”
“Basta, Bakuda.” Gruñó. Él golpeó su cabeza contra el metal de la pared del camión detrás de él, como para acentuar su declaración.
“¿Qué? No pude escuchar eso”, la chica, Bakuda, sonrió con una pizca de manía en su expresión, “¡Tu voz es demasiado aguda para mi rango de audición! ¡Patético... mestizo... eunuco!”
“¡Basta!” Rugió, golpeando de nuevo su cabeza contra la pared del camión. “¡Te mataré, Bakuda, por estos insultos! Te arrancaré el brazo de tu zócalo y lo meteré-”
“¡¿Enojado?!” lo interrumpió, prácticamente chillando, “¡Bien! ¡Úsalo! Calienta el puto metal. ¡La tira de metal alrededor de los bordes!”
Todavía jadeando por el esfuerzo de gritar, Lung dirigió su atención a la máscara. Paige hizo una mueca ante la explosión de calor en su cara, comenzó a alejarse, pero se detuvo cuando Bakuda habló.
“¡Concéntralo!” Gritó Bakuda, “¡Céntrate en los bordes!”
La radiación de calor cesó, pero Paige se dio cuenta de un olor fuerte y ahumado.
“¡Más caliente! ¡Tan caliente como puedas!”
El olor era demasiado fuerte, demasiado acre. Paige tosió un par de veces, con fuerza, pero no perdió el agarre de la máscara.
“¡Ahora, pajarito! ¡La misma maniobra que antes, pero no la sueltes!”
Paige asintió. Ella se inclinó, luego giró en dirección a Bakuda. Lo que siguió la sorprendió más que cuando Bakuda había mordido la correa de la máscara.
La chica asiática comenzó a atacar salvajemente el metal candente con sus dientes, cavando en él incluso cuando tenían que alejarse. Más suave con el calor, la fina tira de metal se liberó de la máscara misma. El metal que corría a lo largo de la correa cortó el labio de Paige cuando salió. Ella casi-casi-dejó caer la máscara, pero logró chasquear los dientes para atrapar la hebilla en los dientes antes de que pudiera caer al suelo.
Cuando la tira se soltó, Bakuda se echó hacia atrás y sacudió la cabeza a un lado, con fuerza, empalándose en el hombro con un extremo. Ella gritó, y la sangre salió de una de las quemaduras en su boca.
Paige miró a Lung. El hombre enorme no hizo nada, permaneciendo en silencio. Solo miró desapasionadamente cómo el pecho de Bakuda se agitaba con el esfuerzo y el dolor, con la cabeza colgando.
“¿Qué diablos estás haciendo?” Respiró Paige.
"Sin manos, tengo que buscarle la vuelta”, Bakuda jadeó, “De nuevo. Antes de que mi cuerpo se dé cuenta de lo mal que lo estoy lastimando.”
Paige asintió. Ella no estaba dispuesta a discutir con el supervillano que amenazaba con darle vuelta la piel.
Los siguientes intentos no fueron más bonitos ni más fáciles. La segunda tira larga de metal fue liberada y Bakuda también la empaló en su hombro. Las rejillas de metal de las partes exteriores e interiores de la máscara estaban próximas a ser liberadas. A Paige solo le quedaba la parte de cuero de la máscara, las correas y la cubierta que le cubría la boca y la nariz. Al ver a Bakuda equilibrar con cuidado las rejillas de metal en su hombro libre, contra la espuma pegajosa para que no se resbalen, Paige hizo lo mismo con el cuero de la máscara.
“¿Qué hiciste para ser enviada aquí?” Preguntó Paige.
“Lo último que escuché, antes de que perdiéramos el poder en nuestro vecindario, era que el recuento de cadáveres era casi de cincuenta.”
“¿Mataste a cincuenta personas?”
Bakuda sonrió, y no era bonita, con sus labios tan devastados como estaban. “Lastime más, también. Y hubo quienes sufrieron daños cerebrales, uno o dos pudieron haberse vuelto locos homicidas, y sé que un montón fueron congelados en el tiempo por cien años más o menos... se vuelve borroso. El momento cumbre fue la bomba.”
“¿Bomba?” Preguntó Paige, sus ojos se abrieron de par en par.
“Bomba. Dijeron que era tan poderosa como una bomba atómica. Idiotas. Ni siquiera entendían la tecnología detrás de ella. Incultos. Claro, era más o menos igual de poderosa, pero ese ni siquiera era el daño real. Lo más increíble hubiera sido la onda electromagnética que generaba. Borraría cada disco duro, freiría cada placa de circuito para cada pieza de maquinaria en una quinta parte de América. ¿Los efectos de eso? Hubiera sido peor que cualquier bomba atómica.”
Incapaz de siquiera pensar en eso, Paige miró a Lung. “¿Y él?”
“¿Lung? Él es quien me dijo que lo hiciera. El hombre a cargo, es él.”
La cabeza de Lung se movió fraccionalmente, pero con las sombras bajo su frente, Paige no podía decir si él estaba mirando.
“¿Tú?” Bakuda le preguntó a Paige. “¿Qué hiciste para ser enviada aquí?”
“Le dije a mi ex que se fuera a la mierda.”[2]
Hubo una pausa, luego Bakuda comenzó a cacarear. “¿Qué?”
“Es complicado”, Paige miró hacia otro lado y hacia abajo.
“Tienes que explicar, pajarito.”
“Me llamo Paige. Mi nombre artístico era Canary.”
“Ooooh”, habló Bakuda, todavía cacareando un poco mientras agarraba una de las tiras de metal que le atravesaba el hombro y la liberaba. Sosteniéndola entre sus dientes, ella dijo, “Esho no esh bueno. ¿Llamahte Canary en prishion?” [3]
“No tenía la intención de ir a prisión.”
“¿Quiéh la tiede?”
“Quiero decir, ni siquiera soy un supervillano. Mi poder, me hace una cantante fantástica. Ganaba mucho dinero haciéndolo, se hablaba de ofertas discográficas, nos movíamos a escenarios más grandes y mis shows seguían agotando entradas... todo era perfecto.”
Bakuda dejó que la tira bajará de sus dientes hasta que colgaba, luego la maniobró con cuidado hasta que se aferró al extremo izquierdo de la misma. Se inclinó hacia atrás, con la cabeza mirando hacia el techo, mientras deslizaba la otra tira de metal, la que estaba empalada en su hombro, dentro de su boca, así que estaba sosteniendo un extremo de cada tira en su boca. Haciendo una pausa, ella preguntó: “¿Qué pasho?”
Paige negó con la cabeza. Era el testimonio que ella nunca había podido decir en voz alta, en su juicio. “Acababa de terminar mi espectáculo más grande hasta ahora. Dos horas en el escenario, un gran éxito, a la multitud le encantó todo. Hice el cierra y fui al backstage para descansar, tomar un trago y encontré a mi ex. Me dijo que, como él fue quien me empujó a salir al escenario en primer lugar, merecía crédito. Quería la mitad del dinero.” Ella se rió un poco, “Ridículo. Como si sé supusiera que fuera a ignorar el hecho de que me engañó y me dijo que nunca lo lograría de verdad cuando se fue.”
Bakuda asintió. Se apartó de las tiras, donde había logrado atarlas con la apariencia de un nudo. Usó sus dientes para doblar las tiras ahora unidas en forma de L. Con el extremo que no estaba empalado en su hombro ahora en una posición frente a ella, cerró la boca sobre él.
“Nosotros discutimos. Luego le dije que se fuera a la mierda. Se fue, y no lo pensé ni un segundo... hasta que la policía apareció en mi puerta.”
Bakuda apartó su boca del final de la tira. Ella lo había doblado en forma de 'v' suelta. Ella frunció el ceño y luego miró a Paige, “¿Y?”
"Y lo había hecho. S- Supongo que todavía estaba energizada con mi actuación, y los efectos de mi poder todavía estaban potenciando mi voz, o él estaba en la audiencia y se vio muy afectado. Entonces, cuando le dije que se fuera a la mierda, él, um, lo hizo. O lo intentó, y cuando descubrió que no era físicamente posible, se lastimó hasta que...” Paige cerró los ojos por un momento. “Um. No entraré en los detalles.”
“Mmmm, leh pasha por idiota. Oo 'oo” Bakuda alzó las cejas, todavía trabajando la tira de metal dentro de su boca. Se apartó, verificó que el extremo estaba en forma de ‘o’, y luego se agarró las tiras con los dientes para sacarse la cosa de su hombro con un gruñido. Puso el extremo que acababa de retocar contra el banco y deslizó su boca a lo largo del metal, para poder agarrarla del otro lado.
Tomándola con los dientes, volvió su atención a la pared del camión entre ella y Paige. Había cerraduras colocadas a intervalos regulares contra la pared, destinadas a asegurar la cadena de esposas estándar en su lugar, para aquellos que no se rocían con espuma. Ella comenzó a pasar la correa de metal a través del lazo de la cerradura. Las gotas de sudor se mezclaron con el agua que corría por su rostro mientras trabajaba.
El nudo que une las dos correas se atascó en el agujero. Bakuda empujó un poco más fuerte, y lo colocó firmemente en su lugar. La curva en L del metal colocó el asa cerrada de metal en forma de ‘o’ cerca del hombro de Paige.
“¿Alguna posibilidad de que Oni aparezca?” Preguntó Bakuda a Lung.
“Me sorprendería”, retumbó su respuesta.
Ella agarró una de las rejillas de metal en su boca y comenzó a trabajar con sus dientes. Era una sola pieza delgada de metal, doblada y tejida como una malla de eslabones, aunque con una malla más apretada. Ahora que las tiras de metal ya no lo sujetaban con seguridad, Bakuda podía comenzar a desenrollarlo y enderezarlo.
Cuando estuvo casi completamente desenrollado, ella ajustó su mordida y apretó la segunda masa de alambre, la que había estado en la boca de Paige, en sus mandíbulas, amontonándola en un desastre cilíndrico de unos cuatro centímetros de largo y una pulgada de ancho. Todavía mordiéndola, giró su cabeza para que el cable de un metro y medio de longitud apuntara a Lung, a menos de un metro de su rostro. Todavía con la boca alrededor de la maraña de alambre, murmuró: “Necesito punta caliente.”
Lung gruñó, pero hizo lo que le pedía. Cuando la punta estuvo al rojo vivo, Bakuda ajustó rápidamente su agarre, soltando y mordiendo otra vez hasta que la punta estuvo cerca de su boca. Con los labios hacia atrás, ella lo mordió.
“¿Cómo puedes hacer eso?” Paige preguntó: “¿No duele?”
“Ovioh ge duere, eshtupidah”, gruñó Bakuda. Se apartó, lo colocó de manera que el mango quedara contra el banco, con la longitud del alambre pegado a su hombro, y examinó su obra. “Pero el esmalte de los dientes es más duro de lo que piensas.” Escupió una gota de sangre en el piso del camión, luego mordió dos veces más, haciendo una pausa entre las mordidas para girar la longitud del metal con sus dientes, labios y lengua.
Cuando extendió la longitud del cable en dirección a Paige, deslizándolo a través del extremo en forma de ‘o’ de la banda de metal, Paige se dio cuenta de lo que Bakuda había pasado tanto tiempo armando. Ni siquiera necesitó que se le pidiera que se inclinara contra las correas de espuma y levantara el cuello hacia un lado, para poner su collar al alcance del extra largo destornillador improvisado. La tira de metal con el lazo en el extremo servía para sostener la parte más cercana a Paige, por lo que Bakuda podía dirigirla más fácilmente.
No fue un trabajo rápido. Bakuda tuvo que usar los dientes, la mandíbula y un giro de su cabeza para girar el destornillador, y era una tarea ardua recuperarlo si perdía el control sobre él. Diez largos minutos de silencio y gruñidos solo fueron interrumpidos por el sonido de dos tornillos cayendo al banco de metal, antes de que Bakuda se detuviera a descansar y aliviar su mandíbula.
“No podrás hacerla nada a mi collar sin activarlo”, dijo Paige.
“Perra tonta”, murmuró Bakuda, sacando su labio inferior y mirando hacia abajo como si pudiera investigar el grado de daño en sus propios labios. “Soy una experta en bombas. Entiendo detonadores y catalizadores en el mismo nivel fundamental que entiendes caminar y respirar. Puedo visualizar cosas mecánicas de una manera que no podrías con cinco títulos universitarios y cien años. Insúltame así de nuevo y estás muerta.”
Como empujada a probarse a sí misma, agarró el destornillador con los dientes otra vez y se puso a trabajar de nuevo. Arrancó un panel y se reanudó el desenroscado, más profundo en el collar.
Paige dudó en volver a hablar, sabiendo lo fácil que era provocar a la chica, pero el silencio era aplastante. “Supongo que tenemos suerte de que sea un viaje largo, desde Boston a Columbia Británica.”
“Estuviste dormida un tiempo,” Bakuda se apartó del destornillador, hablando en voz baja, como para sí misma. “No tenemos tanto como piensas.”
Paige sintió que algo se liberaba del pesado collar que llevaba al cuello, vio que Bakuda inclinaba el destornillador hacia arriba y deslizaba un tubo de vidrio con algo brillante dentro de la barra de metal. Luego de unos minutos, otra pieza de maquinaria se unió al tubo de vidrio, como si fuera un pincho de alta tecnología.
“Trágico”, habló Bakuda, en su próximo descanso. “Este es un trabajo hermoso. No el ensamblado, eso es una mierda. Es obvio que el Artesano que diseñó esto tenía la intención de que fuera armado por tarados. No tendría tornillos y esas mierdas de lo contrario. Pero la forma en que está diseñado, la forma en que todo encaja... hace que una científica se sienta orgullosa. Odio despedazarlo.”
Paige asintió. Ella no sabía lo suficiente sobre ese tipo de cosas para arriesgarse a comentar. Por aterradora como era esta situación, por curiosa que fuera, sentía el efecto persistente del tranquilizante en su sistema, un aburrimiento abrumador.
Ella cerró los ojos.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:39 master_x_2k Colmena VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena VI

Sin importar cuán efectivo haya sido la demostración de poder de Perra, no ayudó mucho a la tensión entre las facciones que componen nuestro grupo. No fue solo Kaiser quien se asustó y roció con sangre. En el peor de los casos, si estallaba una pelea en el grupo, me preocupaba que los resentimientos de esa única cosa pudieran poner a otros en nuestra contra.
Decidí tratar de remediar eso. Los Viajeros parecían ser el único grupo presente en el que no había ningún drama previo empeorando las cosas.
“Hey”, disminuí mi ritmo para poder hablar con la chica de los Viajeros, “¿Cuál es tu nombre?”
“¿Mi nombre clave?”
“Sí.”
“Sundancer.”[1]
“Me uso Skitter. No pude decidirme por un nombre, así que los medios escogieron uno para mí.”
“Eres uno de los Outsiders, ¿verdad?”
“Undersiders. Soy nueva en el equipo, sinceramente, pero son simpaticos.”
“Ah hah.” Miró en la dirección de Perra.
“No es tan mala como pensarías”, le dije, sonriendo. No podía verme sonreír, con mi máscara cubriendo mi boca, pero esperaba poder escuchar el humor en mi tono. “¿Cómo es la vida entre los Viajeros?”
Ella pareció sorprendida por la pregunta. Tardó unos segundos en decidir cómo responder. “Intenso. Violento. Solitario.”
La respuesta me sorprendió. Ella eligió la palabra intensa en lugar de emocionante, pero esa no fue la parte más extraña de su respuesta. “¿Solitario? No creería que ese sería el caso, pasar tiempo con compañeros de equipo.”
Ella se encogió de hombros, “Están pasando cosas que hacen que pasar el rato sea menos divertido de lo que debería ser. No voy a explicarlo, así que no preguntes.”
Levanté las manos, con las palmas hacia adelante, deteniéndola, “No iba a hacerlo. Solo tenía curiosidad de cómo es para otros equipos, ya que soy bastante nueva en esto.”
Ella se relajó un poco al respecto. “No es solo el... No puedo pensar en una palabra mejor que el drama... pero el drama suena como una subestimación. Lo que sea. No son las otras cosas que están sucediendo, es que nos movemos constantemente, rara vez pasamos más de una semana en un lugar, ¿sabes?”
“No”, admití. Disimulé la verdad un poco, solo para estar a salvo, “Me mudé dos veces cuando era niña, pero era demasiado joven para recordarlo. En su mayor parte, crecí aquí.”
“Termina cansando, tener que-” ella dejó de hablar cuando de repente me empujaron hacia un lado. La punta de la cola de se apretó contra el centro de mi pecho, me hizo retroceder y me empujó contra el capó de un viejo y destartalado automóvil.
“Oye”, gruñí, pero él negó con la cabeza, se llevó un dedo al labio. Sus ojos azules se clavaron en los míos. Eran ojos extraños. No blancos, solo iris azul celeste que se extendían de esquina a esquina, con pupilas rectangulares y horizontales.
Miré a los otros, y todos se estaban moviendo para cubrirse. Kaiser, Fenja y Menja se habían metido en un callejón. Perra y sus perros estaban desapareciendo en la esquina más alejada del mismo edificio, haciendo solo el ruido de garras contra el concreto.
Delante de nosotros, un trío de personas en colores de ABB cruzó la calle. Un chico y una chica que parecía que podrían haber sido miembros de pandillas antes de la campaña de reclutamiento hardcore de Bakuda estaban hablando. Un adolescente que tenía más o menos mi edad estaba detrás de ellos, parecía demasiado asustado y cansado como para ser cualquier cosa menos uno de los nuevos reclutas. Estaban todos armados. Un machete colgaba de la mano del matón masculino, mientras que la niña jugaba con una pistola. El chico de aspecto asustado tenía un bate de béisbol con clavos clavados en él. ¿La gente realmente hacia eso? ¿El bate de béisbol con clavos?
Justo detrás de ellos estaba el edificio que tenía que ser nuestro objetivo. Era una bodega gris sucia, con las letras 'ABB' pintadas en aerosol sobre y alrededor de la puerta de la bahía de carga en rojo y verde en un estilo elaborado.
Cuando la patrulla se fue, Newter habló, “Tienen patrullas, y han etiquetado el edificio. Ese será nuestro objetivo hoy.” Miró su reloj, “Dos minutos hasta que sea hora de moverse.”
“Mis chicas y yo daremos una vuelta alrededor”, dijo Kaiser desde la portada del callejón, “Atacaremos desde otra dirección.”
“Oye, no”, le contesté, “ese no es el trato. Estamos en grupos como este por una razón, y esa razón sale volando por la ventana si nos separamos así.”
“No pedí tu permiso,” contestó Kaiser, su voz fría. Sin esperar una respuesta, se dio vuelta para irse, Fenja y Menja lo siguieron.
“¿Vamos a detenerlos?”, Le pregunté.
“Podría alcanzarlos”, nos dijo Perra, mientras montaba a Brutus hacia nuestro grupo.
Newter negó con la cabeza, los labios delgados presionados en una línea que solo acentuaba su extraña apariencia, “No vale la pena, y es peligroso luchar entre nosotros en territorio enemigo. No tenemos tiempo, de todos modos.”
“Perra, ¿puedes llamar a Grue y Tattletale para avisarles?”, Pregunté. “Pueden tomar medidas si lo necesitan.”
Ella asintió y sacó su teléfono celular.
Mientras Perra hacía la llamada, Newter hacía señas a los demás para que se reunieran en una multitud. “Hablemos plan de ataque. Skitter, Perra, ustedes dos tienen más experiencia lidiando con estos tipos, así que dígannos que piensan.”
Eché un vistazo a Perra. Ella estaba ocupada con la llamada, y había estado fuera de acción durante nuestro último encuentro con el ABB, lo que la dejó a oscuras en lo que respecta a Bakuda. Depende de mí.
Me aclaré en silencio la garganta, y luego dije: “A Bakuda le gusta poner trampas, y si este lugar es lo suficientemente importante como para patrullar, es lo suficientemente importante como para tener algunas trampas. Déjame enviar mis bichos primero. Puedo obtener una idea general del área, y los bichos también confundirán y distraerán a cualquiera que esté dentro, lo que debería facilitar las cosas para ustedes.”
Newter asintió una vez, “Está bien. Ese es el primer paso. Perra, ¿pueden tú y tus perros atacar la planta baja? Iré a la ventana del segundo piso.”
Perra le dio un breve asentimiento en respuesta.
“¿Los bichos no la morderán?”, Preguntó Newter.
“No”, le respondí, “tampoco te morderán a ti.”
“No podrían si lo intentaran”, me respondió Newter, sonriendo. Es curioso, si mirabas más allá de la extraña apariencia – el cabello azul, los ojos extraños, la piel anaranjada y la cola, en realidad era un tipo bastante guapo.
“Sundancer, ¿qué puedes hacer?”, Preguntó Newter.
“Creo que se podría decir que soy artillería”, respondió Sundancer, “pero tengo el mismo problema que Ballistic, eh, mi otro compañero de equipo. No estoy segura de poder usar mi poder sin lastimar realmente a mucha gente.”
“Entonces quédate atrás con Labyrinth. Ustedes dos estén listas para cubrir nuestro retiro o ayudar si tenemos problemas”, respondió Newter.
“Parece que sabes lo que estás haciendo”, comenté.
“Tal vez algo de Faultline se me contagio.” Sonrió. Luego miró su reloj, “Veinte segundos.”
Newter miró a los dos soldados que Coil había enviado, “Ustedes dos, ¿pueden-”
“Estamos tomando una posición en esta azotea, aquí”, respondió el más bajo de los dos hombres, señalando el dúplex de dos pisos junto a nosotros. “Te apoyaremos con fuego de cobertura.”
“Uh, bien. Intenta no matar a nadie”, dijo Newter, mirando su reloj de nuevo, “Cinco segundos. ¿Skitter? ¿Tu empiezas?”
Me extendí a todos los bichos que había acumulado, menos los que tenía debajo de mi traje. Los dirigí hacia el lado del edificio que estábamos enfrentando.
El enjambre entró por las ventanas que estaban abiertas o rotas, y la única puerta abierta al costado del edificio, que fluía hacia los pasillos. Me aseguré de extenderlos para cubrir cada superficie, sintiendo cualquier cosa fuera de lugar o inusual. Había un buen número de personas dentro, lo cual no fue una gran sorpresa, pero mis bichos estaban haciendo mucho contacto con piel desnuda. Me di cuenta de que la gente reunida en el área abierta de la planta baja del almacén estaba casi desnuda. Desnudados a su ropa interior. Fue tan inesperado que me hizo perder el control.
Negué con la cabeza. No podía permitirme distraerme. Bakuda probablemente usó metales y plásticos, y para los sentidos superfinos de los bichos, esa era una textura completamente diferente de las paredes. Intenté filtrar las cosas habituales y percibir solo las cosas de plástico o de metal. A solo unos metros de la entrada, encontré dos protuberancias en forma de cúpula a cada lado de la escalera que conducían al segundo piso, metal y plástico.
“Hay algo allí”, dije. “Dame un segundo.”
Saqué una página del libro de jugadas de Grue y reuní a un grupo de bichos en una forma densamente humanoide. Moví esa colección de bichos a través de las puertas y al lugar donde se encontraban las pequeñas cúpulas.
La explosión hizo saltar un pedazo de tamaño considerable de la pared exterior del edificio más cercano a nosotros. La gente que estaba dentro, nerviosa por la afluencia de bichos, comenzó a dispersarse, gritar, correr hacia las salidas.
“¡A la mierda!” Los ojos de Newter se abrieron de par en par.
“Detectores de movimiento, creo”, dije, “O se activó por proximidad. Mis bichos normalmente no los activarían, tuve que engañarlos.”
El suelo era demasiado duro para las minas terrestres, así que me concentré en que el resto de los bichos barrieran el resto del edificio, rozando las superficies y buscando más problemas. Encontré dos más, me aseguré que nadie estaba cerca y usé el mismo método para detonarlos. Las columnas de llamas, humo y escombros fueron visibles desde donde nos agachamos.
“Veinte o treinta personas en la planta baja, desarmadas y medio desnudas, diez en la oficina del piso superior, armadas”, les dije, “El camino está tan libre de trampas como puedo conseguirlo. ¡Vayan!”
Perra se lanzó a la acción, Newter solo unos pocos pasos atrás. Corrió a medias, medio gateó, su cola se movió detrás de él, presumiblemente para ayudar a mantener el equilibrio.
Cuando Perra hizo que sus perros chocaran con la puerta de la bahía de carga de metal cerrada, Newter interceptó a las primeras personas en salir por la puerta de salida de incendios en el costado del edificio. Saltó para cerrar la brecha de cinco metros tan rápido como pude haber lanzado un golpe, moviéndose de una persona a otra, dejando caer a cada uno de ellos en un instante. Muchas mujeres en ese grupo, y pude confirmar con mis ojos lo que mis bichos me habían dicho: nueve de cada diez personas de ese grupo, una mezcla de hombres y mujeres asiáticos, solo usaban ropa interior. ¿Tráfico de esclavos? ¿Prostitución? ¿Algo más oscuro? Sentí que mi piel se estremecía.
Mientras se lanzaba por el costado del edificio y se deslizaba por una ventana abierta como un rayo engrasado, sentí que Newter pasaba junto a varios de mis bichos. Cada bicho que entró en contacto con él cayó de la pared o del cielo, cayendo al suelo, vivo pero aturdido.
Recordé haber leído sobre él en la web. La información había sido escasa, ya que la Cuadrilla de Faultline no era el tipo de villano que aparecía en los periódicos o en la televisión, y los detalles concretos que estaban allí habían sido difíciles de separar de la especulación. Lo que sí sabía era que sus fluidos corporales eran potentes alucinógenos. Incluso el sudor que se acumulaba en su piel era aparentemente suficiente para enviar a alguien al suelo, tomando solo unos segundos para que fuera absorbida a través de la piel.
Concentré mi atención en rastrear lo que estaba sucediendo dentro del edificio. Newter estaba en el segundo piso, probablemente esquivando disparos mientras se acercaba al grupo de personas que había estado en la oficina de arriba. Tenía mis bichos agrupados a su alrededor, mordiendo las manos y rostros del grupo. Los envié arrastrándome en narices, orejas y bocas para interrumpir la puntería de las personas que podrían dispararle a Newter.
Kaiser, Fenja y Menja estaban atacando desde el lado del edificio opuesto a nosotros. Habían llamado la atención de la mayoría de los agentes armados y las patrullas, dejando a Perra y sus perros varados en medio de una o dos docenas de personas desarmadas, desvestidas y en pánico. Por lo que mis bichos percibían, daba muchas órdenes a sus perros.
Me di cuenta, tardíamente, de que alguien había bloqueado la ruta que Perra podría haber tomado para llegar a la lucha. Los bordes de la barrera eran delgados, afilados. ¿Cuchillas? Eso significaba que Kaiser sería quien la había bloqueado. ¿Era intencional, o había estado cortando las rutas de escape del ABB?
No podía sentir lo que Newter estaba haciendo porque mis bichos no podían tocarlo, pero podía sentir el movimiento del aire que lo seguía, podía rastrear la ubicación de los bichos con los que entraba en contacto antes de que fueran derribados por las drogas, y sabía que los hombres se estaban derrumbando cuando Newter se movió entre ellos y los derribó a cada uno con un toque. Uno o dos incluso colapsaron sin que él los tocara. ¿Algo más? ¿Sangre? ¿Escupitajo?
Solo uno permaneció de pie. Él y Newter se rodearon el uno al otro. Mis bichos no estaban teniendo mucho efecto en él, ya que llevaba un pañuelo o algo así en la cara.
No, espera, había una segunda persona, justo detrás de Newter. ¿Cómo no lo había notado?
Entonces el primero desapareció, y lo supe.
Agarré mi teléfono, accedí a los contactos y marqué automáticamente a Perra.
“Vamos, responde, responde”, le susurré al teléfono.
Luego, un puñado de mis bichos quedaron atónitos y algunos más aplastados cuando Newter colapsó encima de ellos. Dirigí la mayoría de los bichos en el edificio para distraer al atacante, con la esperanza de comprar a Newter el tiempo suficiente para escapar. No estaba funcionando, no se estaba moviendo.
“¡Mierda! ¡Responde, Perra!”
“¿Qué sucede?”, Preguntó Sundancer.
“Newter está herido.”
Labyrinth puso su mano sobre mi hombro y me hizo girar a medias para mirarla. Ella no dijo una palabra, su expresión apenas cambió detrás de la tela de su máscara, pero aún era lo más parecido que había visto a una respuesta emocional de ella.
Hubiera dicho algo, pero Perra eligió ese mismo segundo para contestar.
“¡Perra! En el segundo piso, Newter está herido, Oni Lee está en el edificio.”
Hubo una larga pausa antes de que ella respondiera: “Lung está aquí también.”
[1] Sun= Sol, Dancer = Bailarina

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.04.03 20:41 master_x_2k Agitación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Agitación II_____________________

Me sorprendió gratamente descubrir que la línea de autobús que terminaba en el viejo ferry me dejaba a solo quince o veinte minutos a pie del loft que Lisa, Alec y Perra llamaban hogar. Podría pasar un poco de tiempo allí antes de reunir suficiente información o ganarme la confianza suficiente para entregarlos a las autoridades, por lo que la conveniencia fue agradable.
Era un buen día, aunque un poco ventoso. El aire era frío y fresco, el cielo era de un azul brillante y sin nubes que se reflejaba en el océano, y la arena de la playa brillaba a la luz del sol. Los turistas ya se agolpaban en las barandillas o migraban a la playa, fijando las esquinas de sus mantas de playa bajo cestas de picnic y bolsas de compras. Hacía demasiado frío para entrar al agua, pero la vista era espectacular. Lo disfruté por unos momentos antes de aventurarme entre la multitud. Caminé con las manos en los bolsillos, tanto para proteger las cosas en mis bolsillos como para evitar el frío.
Viviendo en Brockton Bay, aprendías cosas así. Cómo protegerte, de qué estar atenta. Sabía que los adolescentes vietnamitas que estaban apoyados contra la barandilla del paseo entablado eran miembros de los ABB, incluso si no llevaban los colores de la pandilla, porque los únicos niños asiáticos en Brockton Bay que se pavoneaban de esa forma ya eran parte de la pandilla de Lung. Sabía que el tatuaje en el brazo del tipo que levantaba cajas en la camioneta de la florería que decía “Eliminar, Extinguir, Erradicar” significaba que el tipo era un supremacista blanco porque tenía la letra E repetida tres veces, una costumbre del Imperio Ochenta y Ocho.
El hombre del uniforme que estaba hablando con el dueño de una tienda no era un policía o un guardia de seguridad, sino uno de los matones contratados por los comerciantes del Paseo Marítimo para evitar que los indeseables causen problemas. Eran la razón por la que el Paseo Marítimo no tenía mendigos, adictos ni personas con los colores de las pandillas. Si tu presencia ofendía o preocupaba a los turistas, se encargarían de ahuyentarte. Si alguien robaba o mendigaba en el Paseo Marítimo, corría el riesgo de que uno o dos matones lo arrastraran detrás de una de las tiendas y le enseñaran una lección. Para algo más serio que robar en tiendas o mendigar, bueno, siempre había alguien de guardia en la base flotante del Cuartel General del Protectorado. Cualquiera de los propietarios o empleados de la tienda podría llamar a alguien como Miss Militia, Armsmaster o Triumph[1], en un minuto. Los ingresos del turismo que el Paseo Marítimo generaba se conseguía mucha buena voluntad del gobierno y de las capas patrocinadas por el gobierno.
Salí del paseo entablado y entré en uno de los callejones que conducen a los Muelles. Mirando por encima de mi hombro, vi a uno de los matones uniformados mirándome. Me pregunté qué estaría pensando. Los chicos bueno no pasaban el rato en los Muelles, y dudaba que pareciera un turista inocente.
Las fábricas abandonadas, almacenes y garajes de los Muelles se mezclaron entre sí muy rápidamente. Los colores de los exteriores de los edificios no eran lo suficientemente diferentes entre sí para hacer que los edificios fueran reconocibles, y las personas o montones de basura que había estado notando inconscientemente en mi visita anterior habían cambiado de ubicación o habían sido reemplazados. Me alegré por el grafiti artístico y la hilera de cables eléctricos enredados en maleza que podía usar como puntos de referencia. No quería perderme. No aquí.
Cuando llegué al pie de la gran fábrica con el letrero de Soldadora Redmond, me pregunté si debería golpear o simplemente subir. No tuve que decidir, la puerta se abrió un segundo después de que yo llegara. Era Brian, y parecía tan sorprendido de verme como yo de verlo.
“Oye”, dijo, “Lisa dijo que habías llegado. Pensé que tenías escuela.”
Me tomó unos segundos ordenar mis pensamientos. Cualquier demostración o mención del poder de Lisa tenía una forma de causarme eso, y eso era además de encontrarme con una conversación sin la posibilidad de prepararme. “Cambié de opinión”, dije sin convicción.
“Hmm. Bueno, sube.”
Nos dirigimos al piso de arriba. Vi que Brian vestía ropas diferentes a las que había usado antes en la mañana. Lo que llevaba ahora se parecía más a su ropa del día anterior: una camiseta sin mangas verde y pantalones negros con una tela ligera, como pantalones de yoga o algo así.
Alec estaba esperando, apoyado en el respaldo de un sofá, cuando entramos a la sala de estar. Llevaba una camiseta con un personaje de dibujos animados o videojuego y pantalones cortos de baloncesto. Se puso derecho cuando nos vio.
“Alec y yo estábamos entrenando”, Brian me dijo, “Lisa está hablando por teléfono en la cocina. Rachel y sus perros están en su habitación. Puedes observarnos, si quieres, pero sin presión. Siéntete libre de usar el televisor, poner un DVD o jugar un videojuego.”
“No guardes sobre una de mis partidas, torpe”, dijo Alec. Había empezado con lo de “torpe” anoche. No era exactamente malicioso, pero irritaba.
“Mi nombre es Taylor, no torpe, y no haría eso”, le dije. Dirigiéndome a Brian, dije: “Los veré, si les parece bien.”
Brian sonrió y asintió con la cabeza, mientras me movía para arrodillarme en el sofá y mirarlos por detrás.
Al final resultó que fue menos una sesión de “combate” que un intento por parte de Brian de darle a Alec, que no estaba totalmente comprometido, algunas lecciones básicas de lucha cuerpo a cuerpo.
Era unilateral, y no solo porque Alec no se estaba esforzando mucho. Alec era un chico de quince años muy promedio en el sentido de que tenía poco músculo que valga la pena. Brian, por el contrario, estaba en forma. No era grande en el sentido de un fisicoculturista o alguien que se ejercitaba solo para empacar músculo como lo verías en algunas personas que acababan de salir de prisión. Era un poco más agilizado que eso. Se podía ver la línea elevada de una vena que corría por sus bíceps, y la definición de su pecho se veía a través de su camisa.
Además de la diferencia en el poder físico bruto, también existía la brecha de edad y altura. Alec era dos o tres años más joven y casi un pie más bajo. Eso significaba que Brian tenía más alcance, y no me refiero sólo a la longitud de sus brazos. Cuando daba un paso hacia adelante o hacia atrás, llegaba más lejos. Cubría más terreno, lo que ponía a Alec a la defensiva, y como Brian era más fuerte, eso dejaba a Alec en una mala posición.
Brian se quedó parado sin una postura de combate, con las manos a los costados, rebotando un poco sobre donde estaba parado. Dos veces seguidas, vi a Alec lanzar un golpe, solo para que Brian se inclinara fuera del camino. La segunda vez que el brazo de Alec pasó volando, Brian se inclinó y golpeó a Alec en el centro de su pecho. No parecía un golpe fuerte, pero Alec igual se quedó boquiabierto y dio un paso atrás, sin aire.
“Sigo diciéndote”, dijo Brian, “Estás lanzando golpes como tirarías una pelota de béisbol. No lleves tu brazo tan atrás antes de golpear. Estás anunciando lo que estás a punto de hacer y no agrega suficiente potencia para que valga la pena.”
“¿Qué se supone que debo hacer, entonces?”
“Mira cómo estoy parado. Brazos arriba, doblados, luego solo extiendo mi brazo, la muñeca recta. Lo suficientemente rápido para que quien sea que esté golpeando generalmente no pueda apartarse, así que tienen que recibirlo o bloquearlo.”
“Pero no estabas parado así hace diez segundos cuando te estaba golpeando”, se quejó Alec.
“Dejé una apertura para ver si la aprovecharías”, respondió Brian.
“Y no lo hice”, señaló Alec con un suspiro.
Brian negó con la cabeza.
“Bueno, a la mierda esto entonces”, dijo Alec, “si vas a ir fácil conmigo y aún me pateas el culo, no entiendo el punto.”
“Debes aprender a pelear”, dijo Brian.
“Haré lo que vengo haciendo y llevare mi taser”, fue la respuesta de Alec, “un toque y están fuera. Mejor que cualquier golpe.”
“¿Y si el Taser se rompe o lo pierdes?”, Preguntó Brian. Él no necesitaba haberse molestado. Alec ya estaba sentado frente al televisor, con el control remoto en una mano y un joystick en la otra. La decepción de Brian fue palpable.
“¿Te molestaría mostrarme algunas maniobras?”, Pregunté.
Alec se rio, estilo Beavis y Butthead.
“Madura, Alec”, dijo Brian, “si quieres renunciar, está bien, pero no seas idiota.” Se volvió hacia mí y me mostró esa sonrisa juvenil. Entonces comenzamos.
Sabía que me iba a contenerse conmigo, pero aún así era un maestro difícil.
“Haz dos puños. No, no envuelvas tus dedos sobre tus pulgares. Harás más daño a tus manos que a la persona que estás golpeando si lo haces. Así está mejor. Ahora golpéame, ¿está bien?
Intenté emular lo que le había estado describiendo a Alec. Brazos arriba, doblados y extendiendo mi puño con velocidad. Él atrapó mi mano derecha en su izquierda.
“Está bien, ahora vas a hacer dos cosas diferentes. Acompaña el puñetazo con un paso para que tengas el empuje de tu cuerpo detrás del golpe, además del poder de tu brazo. En segundo lugar, quiero que levantes el brazo izquierdo mientras golpeas con el derecho, y viceversa. Si veo la oportunidad, te daré uno en el hombro o las costillas, así que prepárate para defenderte.”
Hice una mueca ante la idea, pero seguí el juego. Lancé un golpe, él lo esquivó, y me golpeó en el hombro. No golpeó tan fuerte como pudo haberlo hecho. Creo que solo pegó tan duro como fue necesario para hacer que duela y que diera la lección, pero de repente sentí una punzada de simpatía por Alec.
Las cosas continuaron en esa línea. Brian no se quedó en un tema por mucho tiempo. Cuando comencé a tener problemas con algo, cambió de marcha a otra área que complementaba o construía con lo que estaba teniendo problemas. Cuando fallé por quinta vez para defenderse de sus golpes de represalia en los hombros y las costillas, comenzó a hablar sobre la postura.
“Descansa tu peso sobre la punta de tus pies.”
Lo intenté, y luego le dije: “Siento que me voy a caer hacia atrás si me golpeas.”
Se inclinó para comprobar, y levanté los dedos del pie a cinco centímetros del suelo para demostrar cómo tenía mi peso balanceado sobre mis talones.
“No, Taylor. La punta de tus pies.” Levantó su pie descalzo y señaló la parte acolchada entre los dedos y el puente de su pie.
“¿Cómo es eso una punta?”, Le pregunté, levantando mi propio pie para señalar la parte vagamente esférica del pie donde el tobillo se unía al suelo, “esta es la única parte que se ve como una punta.”
“Ustedes son tan aburridos”, intervino Alec, sin darse la vuelta. Brian lo golpeó en la nuca.
Pasamos de la postura, las recomendaciones de Brian sobre el equilibrio ayudaron, a la autodefensa nuevamente. A partir de ahí, cambiamos los temas al lado mental de las cosas, tanto para mí como para mi oponente.
“Entonces, ¿le lanzo un puñetazo como si estuviera intentando pasar mi puño a través de ellos?”, Confirmé.
“Claro”, dijo Brian, “en lugar de solo tratar de hacer contacto con el punto donde tu mano se encuentra con su cuerpo.”
“¿Qué hay de cuando me están atacando?”
“¿Tu mejor apuesta? No les des una oportunidad. Mantente agresiva y mantenlos sobre sus talones. Si ninguno de ustedes tiene entrenamiento formal, entonces eso te dará las mejores probabilidades. No podrán ponerte en desventaja a menos que cometas un error o puedan adivinar lo que vas a hacer mientras lo haces. Por eso tienes que mezclar cosas. Derechas, izquierdas, puñetazos, golpes, codazos, rodilla, patadas y si eres más grande y más fuerte que ellos, puedes intentar derribarlos al suelo. Con todo eso, sigues sobre ellos hasta que no estén en posición de defenderse.”
“¿Estás entrenado formalmente en algo?”, Le pregunté. Sospeché que lo estaba, ya que la única forma de que él supiera todo lo que estaba demostrando era haber tenido muchas peleas, y no pensaba que pareciera el tipo que pelea sin razón.
“Ehhh”, cubrió, “Algo. Mi papá era boxeador cuando estaba en el servicio, y él me enseñó algo cuando era pequeño. Pasé a otras cosas por mi cuenta: Karate, Tae Kwon Do, Krav Maga, pero nada realmente me interesaba. Solo tomé unas semanas o un mes de clases para cada uno. Sé lo suficiente y me mantengo en forma, lo cual es suficiente para defenderme de cualquiera que no sea cinturón negro en lo que sea, que es lo importante, creo. Mantenerse al día con los artistas marciales más serios es un trabajo de tiempo completo, e igual te encontrarás con personas que son mejores que tú, así que no veo el punto de estresarme demasiado sobre eso.”
Asenti.
Pasamos a las áreas clave para atacar.
Brian señaló las partes del cuerpo en cuestión mientras explicaba: “Los ojos, la nariz, la sien, el mentón y la garganta son las áreas sobre el hombro. Dientes u oídos si puede golpear con suficiente fuerza. Yo puedo, tú no puedes.”
“Claro”, dije. No me ofende su franqueza. Él era más fuerte que yo, por lo que tenía más opciones. Andar con rodeos con eso no nos hacía un favor a ninguno de los dos.
“Debajo de los hombros, diafragma, riñón, ingle, rodilla, puente del pie, dedos del pie. El codo es bueno si puedes hacer algo con él “, tomó mi muñeca con su mano izquierda y mi hombro con la derecha, extendió mi brazo derecho mientras levantaba su rodilla para tocar suavemente la parte exterior de mi codo. Pude ver cómo habría estropeado o roto mi brazo si lo hubiera hecho con toda su fuerza. Continuó, “pero en mi experiencia, no será una oportunidad tan seguido como para tenerlo presente.”
Fue un poco inquietante escuchar a Brian describiendo metódicamente cómo romper a un ser humano. Lo veía como un buen tipo, si ignoraba su elección de carrera.
No completamente por accidente, cambié de tema: “Estaba pensando en invertir en un arma de cuerpo a cuerpo. Cuando estaba peleando contra Lung, los puños no hubieran servido y realmente me encontraba queriendo un cuchillo o una porra o algo así. No sé si hubieran sido buenos contra su armadura, pero ya sabes…” Me detuve.
Brian asintió, “Tiene sentido. No tienes mucho en lo que respecta a fuerza de la parte superior del cuerpo, sin ofender.”
“No hay problema. Traté de hacer algo así como una rutina de flexiones, pero me hastié rápidamente. Al menos al correr, existe la recompensa de ir a lugares, de ver paisajes.”
“Las flexiones se vuelven repetitivas, sí. Bueno, el jefe es bueno suministrándonos equipo. Lisa es la que habla con él, está hablando con él ahora mismo, de hecho. Habla con ella si quieres algo así. También es equipo imposible de rastrear, por lo que los buenos no van a seguir ningún número de serie ni lo que sea desde tu arma hasta tu compra.”
El hecho de que Lisa estuviera hablando con su jefe de repente me dio mucha curiosidad. Dicho eso, no pude entrar a escuchar sin verme sospechosa. En cambio, como Lisa estaba fuera del alcance del oído, pensé que podría aprovechar la oportunidad para preguntar: “Entonces, ¿quién es este jefe nuestro?”
Brian y Alec intercambiaron una mirada. Cuando no dijeron nada de inmediato, me pregunté si había llegado demasiado lejos. ¿Había sido demasiado entrometida?
“Pensé que preguntarías”, dijo Brian, “Lo que pasa es que no lo sabemos.”
“¿Qué?” Pregunté, “¿Tenemos un patrocinador anónimo?”
“Es realmente raro, sí”, dijo Alec, luego pulsó un botón en el control del juego, “¡Boom! ¡Triple tiro en la cabeza! “
“Alec, concéntrate,” Brian suspiró las palabras, con un tono que sugería que no esperaba ser escuchado.
Alec sacudió la cabeza asintiendo con la cabeza, sin dejar de mirar el televisor, antes de agregar: “Es extraño, pero básicamente es dinero gratis, un buen equipo, contactos, acceso a todo lo que necesitamos para cosas, y casi ningún inconveniente.”
“Lisa sabe, creo”, refunfuñó Brian, “pero ella dice que cuando se unió a los Undersiders, hizo un acuerdo de guardar silencio sobre el tema. No estoy seguro de si eso significa que ella sabe quién es o si es solo para mantener la boca cerrada si su poder le dice.”
“Entonces, déjenme entender esto”, dije, “Este tipo los reúne a todos, les ofrece un salario y ¿qué? ¿No pide nada a cambio?”
Brian se encogió de hombros, “Nos pide que hagamos trabajos, pero la mayoría de las veces son cosas que haríamos de todos modos, y si decimos que no, él no lo nos presiona.”
“¿Qué tipo de trabajos nos pide que hagamos?”, Le pregunté.
La voz de Lisa justo detrás de mí me sobresaltó, “Este. Pónganse sus calcetines, niños y niña, porque vamos a robar un banco.”
[1] Miss Militia: lit. Señorita Milicia
Triumph: lit. Triunfo

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.19 18:35 master_x_2k Insinuación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Insinuación II_____________________

Correr había ayudado a despertarme, al igual que la ducha caliente y una taza de café que mi padre había dejado en la jarra. Aun así, la fatiga no ayudó a la sensación de desorientación que tuve sobre cuán normal parecía el día de camino a la escuela. Hace solo unas horas, había estado en una pelea de vida o muerte, incluso había conocido a Armsmaster. Ahora era un día como cualquier otro.
Me sentí un poco nerviosa cuando llegué a la sala de clases. Habiendo salteado básicamente dos clases el viernes anterior, sin poder entregar una tarea importante, pensé que la señora Knott probablemente ya lo sabía. No me sentí aliviada cuando la Sra. Knott me miró y esbozó una sonrisa tensa antes de volver su atención a su computadora. Eso solo significaba que la humillación se redoblaría si alguien interrumpía la clase al venir de la oficina. Una parte de mí quería perderse esta clase también, solo para evitar la humillación potencial y evitar llamar la atención.
Con todo, me sentí ansiosa mientras me dirigía a mi computadora, lo cual me apestaba porque la clase de Computación era una de las pocas partes de la jornada escolar que por lo general no temía. Por un lado, era la clase en la que me estaba yendo bien. Más al punto, ni Madison, Sophia ni Emma estaban en esta clase, aunque sí algunas de sus amigas. Esas chicas generalmente no sentían la necesidad de hostigarme sin el trío, y estaba aún más alejada de ellas porque era de las más avanzadas de la clase. Unas tres cuartas partes de las personas en la sala eran analfabetas en informática, pertenecían a familias que no tenían dinero para computadoras o familias que no tenían mucho interés en las ellas, por lo que practicaban escribiendo sin mirar el teclado y tenían lecciones sobre el uso de motores de búsqueda. Por el contrario, yo estaba en el grupo que estaba aprendiendo algo de programación básica y hojas de cálculo. No hizo mucho por mi reputación friki, pero soportarlo.
La señora Knott era una buena maestra, si no la más práctica; por lo general, ella se contentaba con darnos una asignación en clase a los estudiantes avanzados y luego enfocarse en la mayoría más revoltosa de la clase. Esto me iba muy bien, por lo general terminaba la tarea en media hora, dejándome una hora para usarla como me pareciera. Había estado recordando y repasando los eventos de la noche anterior durante mi carrera matutina, y lo primero que hice cuando la antigua computadora de escritorio terminó su agónico proceso de carga fue comenzar a buscar información.
El lugar de ir para las noticias y la discusión sobre las capas era Parahumanos en Línea. La portada tenía actualizaciones constantes sobre las recientes noticias internacionales sobre capas. A partir de ahí, podía ir a la wiki, donde había información sobre capas individuales, grupos y eventos, o a los tableros de mensajes, que se dividían en casi un centenar de sub foros, para ciudades y capas específicas. Abrí el wiki en una pestaña, luego encontré y abrí el foro de Brockton Bay en otro.
Tuve la sensación de que Tattletale o Grue eran los líderes del grupo con el que me había topado. Dirigiendo mi atención a Tattletale, busqué en la wiki. El resultado que obtuve fue decepcionantemente corto, comenzando con un encabezado que decía: “Este artículo es un esbozo. Sé un héroe y ayúdanos a expandirlo.” Hubo un anuncio de una frase sobre cómo ella era una supuesta villana activa en Brockton Bay, con una sola imagen borrosa. La única información nueva para mí fue que su traje era lavanda. Una búsqueda en los tableros de mensajes no arrojó absolutamente nada. Ni siquiera había una pista sobre cuál era su poder.
Levanté la vista hacia Grue. En realidad, había información sobre él, pero nada detallado o definitivo. En el wiki se afirmaba que había estado activo durante casi tres años, realizando delitos menores como robar tiendas pequeñas y hacer algún trabajo como matón para aquellos que querían tener un poco de músculo superpoderoso para un trabajo. Recientemente, había recurrido a la delincuencia a mayor escala, incluido el robo corporativo y robo a un casino, junto con su nuevo equipo. Su poder fue catalogado como generación de oscuridad en la barra lateral debajo de su imagen. La imagen parecía lo suficientemente nítida, pero el centro de atención, Grue, era solo una borrosa silueta negra en el centro.
Busqué a Perra después. No hay resultados. Hice otra búsqueda de su título más oficial, Hellhound, y obtuve una gran cantidad de información. Rachel Lindt nunca había hecho ningún intento real de ocultar su identidad. Aparentemente había estado indigente durante la mayor parte de su carrera criminal, viviendo en las calles y mudándose cuando la policía o una capa la perseguían. Los avistamientos y encuentros con la chica sin hogar terminaron hace aproximadamente un año. Supuse que era cuando unió fuerzas con Grue, Tattletale y Regent. La imagen en la barra lateral fue tomada de las imágenes de la cámara de vigilancia: una chica sin mascara, de cabello oscuro, a quien no habría llamado bonita. Tenía un rostro cuadrangular, de rasgos bruscos y cejas espesas. Ella estaba montando encima de uno de sus monstruosos “perros” como un jinete monta un caballo, por el carril central de una calle.
Según la entrada de la wiki, sus poderes se manifestaron cuando tenía catorce años, seguido casi inmediatamente por la demolición del hogar adoptivo en el que ella había estado viviendo, lesionando a su madre adoptiva y otros dos hijos adoptivos en el proceso. Esto fue seguido por una serie de escaramuzas y retiradas de dos años a lo largo de Maine cuando varios héroes y equipos trataron de aprehenderla, y ella los derrotó o evadió con éxito la captura. No tenía poderes que la hicieran más fuerte o más rápida que la mujer promedio, pero aparentemente era capaz de convertir perros ordinarios en las criaturas que había visto en la azotea. Monstruos del tamaño de un auto, puro músculos, huesos, colmillos y garras. Una caja roja cerca de la parte inferior de la página decía: “Rachel Lindt tiene una identidad pública, pero se sabe que es particularmente hostil, antisocial y violenta. Si la reconoce, no se acerque ni provoque. Salga del área y notifique a las autoridades su última ubicación conocida.” Al final de la página había una lista de enlaces relacionados con ella: dos sitios de fans y un artículo de noticias relacionado con sus primeras actividades. Una búsqueda en los tableros de mensajes arrojó demasiados resultados, dejándome incapaz de separar la basura, los argumentos, la especulación y el culto al villano para encontrar cualquier bocado genuino de información. Lo que podía entender es que ella era notoria. Suspiré y seguí adelante, tomando nota mental de hacer más investigación cuando tuviera tiempo.
El último miembro del grupo era Regent. Teniendo en cuenta lo que Armsmaster había dicho sobre que el chico era de bajo perfil, no esperaba encontrar mucho. Me sorprendió encontrar menos que eso. Nada. Mi búsqueda en la wiki solo arrojó una respuesta predeterminada, “No hay resultados que coincidan con esta consulta. 32 direcciones IP únicas han buscado en el Wiki de Parahumanos.net 'Regent' en 2011. ¿Te gustaría crear la página?” No aparecía nada en los foros. Incluso busqué la ortografía alternativa de su nombre, como Regence y Recant, en caso de que lo haya escuchado mal. Nada apareció.
Si mi estado de ánimo había sido algo amargado cuando llegué al salón, los caminos cerrados solo lo empeoraron. Dirigí mi atención a la tarea de la clase, creando una calculadora funcional en Visual Basic, pero era demasiado trivial para distraerme. El trabajo del jueves y el viernes ya nos había dado las herramientas para hacer el trabajo, por lo que era realmente solo trabajo para pasar el tiempo. No me molestaba aprender cosas, pero trabajar por trabaja era molesto. Hice lo mínimo posible, revisé si había errores, moví el archivo a la carpeta “trabajos terminados” y volví a navegar por la web. Al final, el trabajo apenas tomó quince minutos.
Busqué a Lung en la wiki, algo que ya había hecho con bastante frecuencia, como parte de mi investigación y preparación para ser un superhéroe. Quería asegurarme de saber quiénes eran los principales villanos locales y qué podían hacer. La búsqueda de 'Lung' se redirigió a una página general de su pandilla, la ABB, con bastante información detallada. La información sobre los poderes de Lung estaba bastante en línea con mi propia experiencia, aunque no se mencionaba la super audición, o él fuera a prueba de fuego. Consideré agregarlo, pero decidí no hacerlo. Era una inquietud para mi seguridad que mi aporte pueda ser rastreado a Winslow High, y luego a mí. Pensé que probablemente se eliminaría como especulación sin respaldo, de todos modos.
La sección debajo de la descripción de Lung y sus poderes cubrían a sus subordinados. Se estima que tenía cuarenta o cincuenta matones trabajando para él en Brockton Bay, en su mayoría procedentes de la juventud asiática. Era bastante poco convencional que una pandilla incluyera miembros varias nacionalidades como la ABB lo hacía, pero Lung había convertido en su misión el conquistar y absorber cada pandilla con miembros asiáticos y muchos sin ella. Una vez que tuvo la mano de obra que necesitaba, las pandillas no asiáticas fueron canibalizadas por recursos, sus miembros descartados. Aunque no había más pandillas importantes en el este de la ciudad para absorber, todavía estaba reclutando fervientemente. Su método, ahora, era reclutar a cualquier persona mayor de doce años y menor de sesenta. No importaba si eras miembro de una pandilla o no. Si eras asiático y vivías en Brockton Bay, Lung y su gente esperaban que te unieras o que pagaras tributo de una forma u otra. Hubo informes de noticias locales, artículos de periódicos, y pude recordar haber visto carteles en la oficina del consejero escolar que detallaban dónde las personas que fueron un blanco podían buscar ayuda.
Los tenientes de Lung figuraban como Oni Lee y Bakuda. Ya tenía un poco de conocimiento general sobre Oni Lee, pero estaba intrigada de ver que había actualizaciones recientes de su entrada en la wiki. Había detalles específicos sobre sus poderes: podía teletransportarse, pero cuando lo hacía, no desaparecía. Al teletransportarse, su ser original, a falta de un término mejor, se mantendría dónde estaba y permanecería activo de cinco a diez segundos antes de desintegrarse en una nube de ceniza de carbono. Esencialmente, él podía crear otra versión de sí mismo en cualquier lugar cercano, mientras que la versión anterior se quedaría el tiempo suficiente para distraerte o atacarte. Si eso no era lo suficientemente aterrador, había un informe de él granada en mano mientras se duplicaba repetidas veces, con sus duplicados efímeros actuando como terroristas suicidas. Para colmo, la página de la wiki de Oni Lee tenía una caja de advertencia roja similar a la que Bitch / Hellhound tenía sobre la suya, menos la parte de su identidad pública. Por lo que sabían de él, las autoridades habían considerado oportuno señalar que era sociópata. La advertencia cubría los mismos elementos esenciales: excesivamente violento, peligroso para acercarse, no debería ser provocado, y así sucesivamente. Eché un vistazo a su fotografía. Su disfraz consistía en un mono negro con una bandolera negra y un cinturón para sus cuchillos, pistolas y granadas. El único color en él era una máscara de demonio adornada de estilo japonés, carmesí con dos franjas verdes a cada lado. Excepto por la máscara, su disfraz emitía la clara impresión de un ninja, lo que aumentaba la idea de que era un tipo que podía deslizar un cuchillo entre tus costillas.
Bakuda era una entrada nueva, agregada a la wiki del ABB hace solo diez días. La imagen solo la mostraba desde los hombros hacia arriba, una chica con cabello negro lacio, grandes gafas opacas sobre sus ojos y una máscara de metal con un filtro de máscara de gas cubriendo la mitad inferior de su rostro. Una cuerda trenzada de alambres negros, amarillos y verdes se enrollaba sobre uno de sus hombros. No pude identificar su origen étnico con la máscara y las gafas, y su edad no era más fácil de descifrar.
La wiki tenía muchos de los mismos detalles que Armsmaster me había mencionado. Bakuda esencialmente había tenido un tomado de rehén una universidad y lo hizo con su habilidad sobrehumana para diseñar y fabricar bombas de alta tecnología. Había un enlace a un video titulado 'Amenaza de bomba en Cornell', pero no me pareció sensato abrirlo en la escuela, especialmente sin auriculares. Hice una nota mental para verificarlo cuando llegue a casa.
Lo siguiente que me llamó la atención fue el encabezado de la sección titulada 'Derrotas y Capturas'. Me desplacé hacia abajo para leerlo. Según la wiki, aparentemente Lung había sufrido varias derrotas menores a manos de varios equipos, desde el Gremio hasta los equipos locales de Nueva Oleada, los Custodios y el Protectorado, pero logró evadir la captura hasta la noche anterior. En una nota publicitaria, “Armsmaster logró emboscar y derrotar al líder de la ABB, debilitado por un reciente encuentro con una pandilla rival. Lung fue llevado al Cuartel del ERP para encerrarlo hasta el juicio del villano por teleconferencia. Teniendo en cuenta la amplia y bien documentada historia criminal de Lung, se espera que enfrente el encarcelamiento en la Pajarera si se lo encuentra culpable en el juicio.”
Respiré profundo y lo dejé salir lentamente. No estaba segura de qué pensar. Estaba en todo mi derecho de enojarme porque Armsmaster tomó el crédito por la pelea que podría haberme costado la vida. En cambio, sentía una emoción creciente. Sentí ganas de sacudir el hombro del hombre sentado a mi lado y señalar la pantalla, diciendo: "¡Yo lo hice posible! ¡Yo!"
Con un renovado entusiasmo, cambié las pestañas al foro y comencé a buscar lo que la gente decía al respecto. Una publicación de un fan o secuaz de Lung amenazó con violencia a Armsmaster. Hubo una solicitud de alguien pidiendo más información sobre la pelea. Una publicación me hizo detenerme, preguntaba si Bakuda podía o no usar una bomba a gran escala y la amenaza de posibles miles o cientos de miles de muertos, para rescatar a Lung.
Traté de olvidarlo. Si sucediera, sería responsabilidad de héroes mejores y más experimentados que yo.
Me llamó la atención que había una persona que no había buscado. Yo misma. Abrí la página de búsqueda avanzada para el foro de Parahumanos.net e hice una búsqueda de términos múltiples. Incluí insecto, araña, enjambre, insecto, plaga y un caos de otros términos que me habían llamado la atención cuando traté de intercambiar ideas sobre un buen nombre de héroe. Reduje el plazo de las publicaciones para buscar publicaciones realizadas en las últimas 12 horas y presioné Buscar.
Mis esfuerzos resultaron en dos publicaciones. Uno se refería a un villano llamado Pestilence[1], activo en el Reino Unido. Aparentemente, Pestilence era una de las personas que podía usar 'magia'. Es decir, lo era si crees que la magia es real, y no solo una interpretación engañosa o delirante de un conjunto dado de poderes.
La segunda publicación estaba en la sección 'Conexiones' del foro, donde las damiselas rescatadas dejaban su información de contacto para sus héroes gallardos, donde se organizaban convenciones y reuniones de fanáticos y donde las personas publicaban ofertas de trabajo para las capas y los obsesionados con las capas. La mayoría eran crípticos o imprecisos, refiriéndose a cosas que solo las personas en cuestión sabrían.
El mensaje estaba titulado, simplemente, "Bicho"
Le hice clic y esperé con impaciencia a que al sistema obsoleto y el módem escolar sobrecargado cargara la página. Lo que obtuve fue breve.
Asunto: bicho
Te debo una. Me gustaría pagar el favor. ¿Nos encontramos?
Envia un mensaje,
Tt.
La publicación era seguida por dos páginas de personas que comentando. Tres personas sugirieron que era algo importante, mientras que media docena de personas más los criticaron como sombreros de aluminio, término de Parahumanos.net para los teóricos de conspiraciones.
Sin embargo, era importante. No pude interpretarlo de otra manera; Tattletale había encontrado la manera de ponerse en contacto conmigo.
[1]Pestilencia

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 16:10 master_x_2k Gestación 6

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

___________________Gestación 6___________________

Escuché al Capa llegar con su motocicleta tuneada. No quería ser vista huyendo de la escena de una pelea, y arriesgarme a ser etiquetada como una de los malos por otra persona, pero tampoco iba a acercarme a la calle, por si que Lung se sentia mejor. Como no había ningún sitio donde ir, me quedé donde estaba. Solo descansar sentía bien.
Si me hubieras preguntado hacía apenas unas horas que cómo pensaba que me sentiría al conocer a un superhéroe famoso, habría utilizado palabras como emocionada y nerviosa. La realidad era que estaba demasiado cansada para preocuparme.
Pareció como si volara al tejado, pero el arma larga de casi dos metros que el hombre sostenía se sacudió al aterrizar. Estaba bastante segura de haber visto los dientes de un gancho retirarse en el final del arma. Así que así era conocer a Armsmaster en persona, pensé.
La organización de superhéroes más grande en el mundo era el Protectorado, que abarca Canadá y los Estados Unidos, con conversaciones en curso sobre la inclusión de México en el acuerdo. Era una liga de superhéroes patrocinada por el gobierno con una base en cada “ciudad de capas”. Es decir, tenían un equipo instalado en cada ciudad con una población considerable de héroes y villanos. El equipo de Bahía Brockton era oficialmente ‘El Protectorado Este-Noreste’, y se establecían en la isla flotante envuelta en un campo de fuerza que se podía ver desde el Paseo Marítimo. Este hombre, Armsmaster, era el jefe del equipo local. Cuando el grupo de los principales miembros del Protectorado de todo Canadá y Estados Unidos hacían esa clásica formación de ‘v’ en las sesiones de fotos, Armsmaster era uno de los que estaban en los laterales. Este era un tipo que tenía sus propias figuras de acción. Armsmaster en diferentes poses con partes intercambiables de su Alabarda.
Él parecía un superhéroe de verdad, no un tipo con un disfraz. Era una distinción importante. Llevaba una armadura corporal, de color azul oscuro con reflejos de plata. Tenía una visera en forma de V en ángulo agudo que cubría sus ojos y nariz. Con solamente la mitad inferior de la cara expuesta, pude ver una barba recortada para trazar los bordes de la mandíbula. Si tuviera que juzgar, con sólo la mitad inferior de su rostro para adivinar, supondría que veintialgo o treinta y pocos años.
Su distintivo y arma era su Alabarda, que era básicamente una lanza con un hacha en el extremo, hasta arriba de aparatos y del tipo de tecnología que generalmente sólo veias en la ciencia ficción. Él era el tipo de hombre que aparecía en las portadas de revistas y hacía entrevistas en televisión, por lo que podría encontrar casi cualquier cosa sobre Armsmaster a través de diversos medios de comunicación, excepto su identidad secreta. Sabía que su arma podía cortar a través del acero como si fuera mantequilla, que tenía inyectores de plasma para lo que la hoja sola no podía cortar y que podía disparar pulsos electromagnéticos dirigidos para apagar campos de fuerza y ​​dispositivos mecánicos.
“¿Vas a pelear conmigo?” Preguntó.
“Soy una de los buenos”, le dije.
Acercándose a mí, inclinó la cabeza, “No pareces uno.”
Eso dolió, sobre todo viniendo de él. Era como Michael Jordan diciendo que eras malo en baloncesto. “Eso… no es intencional”, le respondí, un poco a la defensiva, “Llevaba más de la mitad del traje hecho cuando me di cuenta de que ya parecía más sombrío de lo que había previsto, y no podía hacer nada al respecto para entonces.”
Hubo una larga pausa. Nerviosa, aparté mis ojos de ese visor opaco. Eché un vistazo a su emblema del pecho, una silueta de la visera en azul contra un fondo de plata, y me vino la ridícula idea de que en algún momento había tenido un par de calzoncillos con su emblema en la parte delantera.
“Estás diciendo la verdad”, dijo. Fue una declaración convencida, lo que me sorprendió. Quería preguntarle cómo lo sabía, pero no quería hacer o decir algo que pudiera hacerle cambiar de opinión.
Se acercó más, mirándome mientras estaba allí sentada con los brazos alrededor de las rodillas, y preguntó: “¿Necesitas ir a un hospital?”
“No”, le dije. “No lo creo. Y me sorprende tanto como a ti”.
“Eres una nueva cara”, dijo.
“Ni siquiera tengo un nombre todavía. ¿Sabes lo difícil que es pensar un nombre de temática de bichos que no me haga sonar como una supervillana o una completa idiota? “
Se rió entre dientes, y sonaba cálido, muy normal. “No sabría decirte. Entre en este juego lo bastante temprano como para no tener que preocuparme por quedarme sin nombres buenos”.
Hubo una pausa en la conversación. De repente me sentí incómoda. No sé por qué, pero admití , “Casi me muero.”
“Es por eso que tenemos el programa de Custodios,” dijo. No hubo juicio en su tono, ni presión. Sólo un hecho.
Asentí con la cabeza, más por dar una respuesta que por estar de acuerdo con su comentario. Los Custodios eran la subdivisión de menores de dieciocho años del Protectorado, y Bahía Brockton tenía su propio equipo de Custodios, con la misma convención de nombres que el Protectorado; Los Custodios del este-nordeste. Había considerado solicitar unirme, pero la idea de escapar del estrés del instituto para meterme en un embrollo de dramas adolescentes, supervisión adulta y horarios rígidos parecía contraproducente.
“¿Pillaste a Lung?” Le pregunté, para cambiar del tema de los Custodios. Estaba bastante segura de que estaba obligado a tratar de reclutar a nuevos héroes al Protectorado o los Custodios, dependiendo de su edad, para promover todo el plan de los héroes organizados responsables de sus actos, y yo realmente no quería que insistiera sobre que me uniera.
“Lung estaba inconsciente, vencido y hecho un desastre cuando llegué. Le llené de tranquilizantes para estar seguro y le contuve temporalmente bajo una jaula de acero que se suelda a la acera. Lo recogeré cuando esté de vuelta “.
“Bien”, le dije, “Con él en la cárcel, sentiré como que he logrado algo hoy. La única razón por la que empecé la pelea fue porque le oí decir a sus hombres que dispararan a unos críos. Sólo me di cuenta más tarde de que estaba hablando de algunos otros villanos “.
Armsmaster se volvió hacia mí. Así que se lo dije todo, contándole la lucha en general, la llegada de los villanos adolescentes, y sus descripciones generales. Antes de que terminara, él se paseaba nervioso por el tejado.
“Estos chicos. ¿Sabían que estaba viniendo?”
Asentí con la cabeza, una vez. Por mucho respeto que tuviera hacia Armsmaster, no estaba con ánimos de repetirme.
“Eso explica muchas cosas”, dijo, mirando a lo lejos. Después de unos momentos, continuó explicando, “Son resbaladizos. En las pocas ocasiones en que conseguimos pelear cara a cara con ellos, o ganan o salen más o menos indemnes, o ambos. Sabemos muy poco sobre ellos. Grue y Hellhound estaban trabajando por su cuenta antes de unirse al grupo, así que hay algo de información, pero ¿los otros dos? Son inexistentes. Si la chica Tattletale tiene alguna forma de detectarnos o espiarnos, ayudaría mucho a explicar por qué les va tan bien.”
En cierto modo me sorprendió escuchar uno de los mejores héroes admitir no estar totalmente en control de la situación.
“Es curioso”, le dije, después de pensarlo unos momentos, “Ellos no parecen tan duros. Grue dijo que estaban entrando en pánico cuando se enteraron de que Lung iba tras ellos, y estuvieron bromeando relajadamente mientras la lucha ocurría. Grue se estaba burlando de Regente.”
“¿Dijeron todo esto delante de ti?” preguntó.
Me encogí de hombros, “Creo que pensaban que estaba ayudandoles. Según la forma de la que Tattletale hablaba, creo que pensó que yo también era una villana o algo así ” Con un toque de amargura, le dije: “No sé, supongo que fue el traje lo que los llevó a pensar eso.”
“¿Podrías haberte enfrentado a ellos?” me preguntó Armsmaster.
Empecé a encogerme de hombros, y me estremecí un poco. Me sentía un poco dolorida en el hombro, sobre donde había caído en el tejado después de haber sido golpeada por las llamas de Lung. Le dije: “Como has dicho, no sabemos mucho acerca de ellos, pero creo que esa chica con los perros-“
“Hellhound”, dijo Armsmaster.
“Creo que ella podría haberme pateado el culo por su cuenta, por lo que no. Probablemente no podría haber luchado ellos “.
“Entonces piensa que fue buena suerte que se llevaran la impresión equivocada”, dijo Armsmaster.
“Intentaré mirarlo de esa manera,” dije, impresionada por cuan fácilmente era capaz de tener esa mentalidad de “coger algo negativo y convertirlo en algo positivo”, que yo había estado tratando de conseguir. Envidiaba eso.
“Buena chica”, dijo, “Y ya que estamos mirando hacia el futuro, tenemos que decidir que vamos a hacer a partir de aquí.”
Mi corazón se hundió. Sabía que iba a sacar el tema de los Custodios de nuevo.
“¿Quién se lleva el crédito por Lung?”
Cogida por sorpresa, le miré. Empecé a hablar, pero él levantó la mano.
“Escúchame. Lo que has hecho esta noche es espectacular. Jugaste un papel considerable en apresar a un villano importante. Sólo tienes que considerar las consecuencias “.
“Consecuencias”, murmuré, mientras la palabra espectacular resonaba en mis oídos.
“Lung tiene una gran banda a lo largo de Bahía Brockton y ciudades vecinas. Más que eso, tiene dos lacayos con superpoderes. Oni Lee y Bakuda. “
Negué con la cabeza: “He oído hablar de Oni Lee y Grue menciono luchar contra él. Nunca he oído hablar de Bakuda “.
Armsmaster asintió, “No es de extrañar. Ella es nueva. Lo que sabemos de ella es limitado. Hizo su primera aparición y la demostración de sus poderes a través de una extensa campaña de terrorismo contra la Universidad de Cornell. Lung al parecer la reclutó y la trajo a Bahía Brockton después de que sus planes fueran frustrados por el Protectorado de Nueva York. Esto es … algo preocupante”.
“¿Cuáles son sus poderes?”
“¿Conoces la clasificación Inventor?”
Empecé a encogerme de hombros, pero recordé el dolor de mi hombro y asentí con la cabeza en su lugar. Además probablemente fuera más educado. Le dije: “Cubre a cualquier persona con poderes que le dan una comprensión avanzada de la ciencia. Permite crear tecnología adelantada años a su tiempo. Pistolas de rayos, cañones de hielo, armaduras mecánicas, ordenadores avanzados “.
“Algo así”, dijo Armsmaster. Se me ocurrió que sería un Inventor, si su Alabarda y armadura eran una indicación. Eso, o que había conseguido sus cosas de otra persona. Siguió explicando: “Bueno, la mayoría de los Inventores tienen una especialidad o un truco especial. Algo en lo que son particularmente buenos o algo que ellos pueden hacer, que otros Inventores no pueden. La especialidad de Bakuda son bombas “.
Me quedé mirándolo. Una mujer con un poder que le permitía hacer bombas que estaban décadas por delante de su tiempo tecnológicamente . No me extraña que lo viera como una preocupación.
“Ahora quiero que consideres el peligro de llevarte el crédito por la captura de Lung. Sin lugar a dudas, Oni Lee y Bakuda buscarán lograr dos objetivos. La liberación de su jefe y vengarse del responsable. Sospecho que ahora eres consciente… son gente terrorífica, Más aterradores en algunos aspectos que su jefe “.
“¿Estás diciendo que no debería llevarme el crédito”, le dije.
“Estoy diciendo que tienes dos opciones. La primera opción es unirte a los Custodios, donde tendrás apoyo y la protección en caso de un altercado. La segunda opción es mantener la cabeza baja. No llevarte el crédito. Pasar desapercibida “.
No estaba preparada para tomar una decisión así. Por lo general, me iba a dormir a las once más o menos, despertaba a las seis y media para estar lista para salir a correr por la mañana. Según mis calculos, eran entre la una y las dos de la mañana. Estaba emocionalmente agotada por los altos y bajos de la noche, y apenas podía entender las complicaciones y dolores de cabeza que vendrían de unirme a los Custodios, y mucho menos de tener dos sociópatas increíblemente peligrosos viniendo a por mí.
Además de eso, no era tan tonta como para no ver los motivos de Armsmaster. Si optaba por no llevarme el crédito por la captura de Lung, Armsmaster lo haría, estaba segura. No quería empezar con mal pie con alguien tan importante.
“Por favor, mantén mi participación en la captura de Lung en secreto” le dije, dolorosamente decepcionada de tener que decirlo, aun sabiendo que era lo que tenía más sentido.
Sonrió, cosa que yo no esperaba. Tenía una bonita sonrisa. Me hizo pensar que podía ganarse los corazones de muchas mujeres, como quiera que fuesen los dos tercios superiores de su cara. “Creo que algún día mirarás atrás y verás que esta fue una decisión inteligente”, dijo Armsmaster, volviendo a caminar hasta el otro extremo del tejado, “Llámame al CGP si alguna vez estás en un apuro.” Dio un paso fuera del borde del tejado y desapareció de la vista.
Llámame si alguna vez estás en un apuro. Había dicho, sin admitirlo abiertamente, que me debía una. Se llevaría gran parte del crédito por la captura de Lung, pero me debía una.
Antes de haber bajado del todo la escalera de incendios, oí al repiqueteo de su motocicleta, presumiblemente llevando a Lung a un encierro de por vida. Esperaba.
Me llevaría una media hora llegar a casa. De camino, me pararía y me pondría la camiseta y los pantalones vaqueros que había escondido. Sabía que mi padre se iba a dormir antes que yo, y dormía como un tronco, así que no tenía nada de qué preocuparse en cuanto a concluir la noche.
Podría haber ido peor. Por extraño que parezca, esas palabras eran una manta de seguridad que envolví a mi alrededor para evitar centrarme en el hecho de que al día siguiente era día de instituto.
Nombres:
-Armsmaster: Maestro de armas.
-Bakuda: Bakuda viene del japones 爆弾, o ‘bakudan’, que significa ‘bomba’.
-Oni Lee: Lee es un nombre asiático común. Oni, del japonés 鬼, generalmente asociado a espiritus malignos, demonios o monstruos en la mitología japonesa

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.11.23 05:26 SubotaiKhan Te ELIFEO: Conceptos políticos y formas de gobierno.

Parte I: La diferencia entre izquierda y derecha
Parte II: La izquierda
Primero, terminé mis parciales, aprobé todo, casi soy abogado, así que me van a tener haciendo lo que más me gusta: Enseñar pelotudeces. Estoy considerando seriamente estudiar alguna licenciatura de política, historia o filosofía y dar clases como una segunda profesión.
Segundo, voy a hacer un anexo de palabras que debí haber explicado antes, cuestiones ideológicas que pueden estar tanto en la derecha como en la izquierda, y algunas son “buzzwords”, palabras que la gente, tanto boludos en internet como académicos, la utilizan de manera trivial.
Tercero. Voy a explicar las formas de gobierno, que no lleva encausado necesariamente una ideología en sí, lo voy a hacer corto porque asumo que no hace falta extenderme mucho en explicar que es, por ejemplo, una monarquía y una república. Pensaba que algo como esto no es necesario explicar, pero he visto en Facebook, estadounidenses que piensan que democracia y republica constitucional son dos términos opuestos y excluyentes.
https://www.reddit.com/ShitAmericansSay/comments/5ubaz8/a_lot_of_americans_think_that_a_democracy_and/
https://www.reddit.com/The_Donald/comments/6ixydx/monarchy_doesnt_work_theocracy_doesnt_work/
Originalmente, iba a incluir en este thread las ideologías de derecha, pero quedaría muy feo mezcladas con todo esto, así que quedara para más adelante.
No hay TL; DR. Lo mismo que el anterior post. Si van a criticar, se toman la molestia de leer todo. Y algo que algunos no entendieron con el anterior thread: “Si te cuento que es X ideología, y que piensan sus integrantes, no quiere decir que yo la apoyo”
POPULISMO:
MAN, acá si tenemos problemas para definir esto. Cualquier político que empieza a tener su propia hinchada, es llamado populista. He visto a analistas políticos llamar populista a políticos moderados o pro establishment, como Obama, Macri, Hillary.
El termino populista se lo usa como insulto, aquel político que atrae a las masas ignorantes, pero también es usado como algo positivo, a aquel político que es popular entre la gente y electo por favorecer a la gente. Pero estas definiciones son ridículas, ¿no? ¿Cómo un político va a ser electo si no es atrayendo la mayor cantidad de votantes posibles? Ningún político va a decir “yo solo represento a la elite, los pobres que se caguen”.
Me puse a buscar en varias fuentes que se lo define como populismo, me encontré con bocha de artículos periodísticos, definiciones de diccionario, y demás, pero ninguna me dio una mejor caracterización más especifica que Santiago Ylarri hace sobre el populismo latinoamericano:
• Rechazo a los profesionales de la política: Se rechaza tanto a los académicos, como los analistas y los políticos con experiencia.
• Desconfianza en las instituciones públicas existentes: Es decir, anti establishment, oposición a la retórica que gobierna el país (si es que no gobiernan los populistas) y a la retórica internacional.
• Diálogo directo entre la dirección del movimiento y la base social.
• Fuerte voluntad de movilización y participación.
• Retórica nacionalista: El enemigo es el extranjero u otros países que planean la destrucción del Estado, junto con la colaboración de traidores de nuestro país.
• Liderazgo caudillista: Un líder carismático, invistiendo más poderes de los que le corresponden constitucionalmente, siendo apoyado por sectores populares.
También se suele usar como sinónimo de demagogia, la estrategia política de ganar votos por medio de promesas falsas, apelando a la gente con emociones y desinformación, y un uso y abuso de la propaganda política.
El populismo, como el nacionalismo, puede ser de derecha o izquierda, surgen figuras que usan distintas narrativas en su camino al poder. El referente de la derecha en nuestro continente es Donald Trump, mientras que la izquierda tiene en toda Latinoamérica sus raíces en la llamada ola rosada. Un surguimiento de movimientos democráticos socialistas en todo el continente, con una retórica anti EEUU y anti capitalismo.
NACIONALISMO:
Nacionalismo clásico (este término no existe, pero me parece útil para diferenciar el nacionalismo original del moderno) sea intencional o no, en algún momento, a fines del siglo 18, se hizo necesario tener garantizada la lealtad de los súbditos mediante “algo”. Desde nobles hasta revolucionarios, se dieron cuenta que era fácil garantizar la lealtad por medio de atributos que identificaran a una población con las causas de uno, también es un buen concepto para tener en cuenta si uno desea gobernar sobre una población: entre más homogénea, más fácil de hacer leyes considerando sus necesidades. Finalmente, con la introducción de una nueva clase gobernante o al menos influyente, los burgueses, existiría una reestructuración social y renovación de todas las instituciones (Algunos reyes empezaron a legislar y reglamentar el idioma, y a usar la religión no solo como entidad política, sino como entidad cultural unificadora)
El mejor ejemplo que tengo para explicarles fue el de Francia. Un monarca era sostenido en el poder porque era la voluntad de Dios. ¿Qué pasa cuando la voluntad de Dios que te gobierna, conspira con otros reyes para que invadan tu país y repriman tu revolución? Bueno, primero, obviamente, le cortamos la cabeza con una guillotina como gente civilizada que somos, segundo, instauramos una nueva razón por la cual debemos mantenernos unidos en defensa de la soberanía de nuestra nación de este Rey traidor de su pueblo y sus aliados. Se creó una bandera reemplazando el estandarte de la monarquía gobernante, un símbolo azul, blanco y rojo, representando así a todo el pueblo francés y su lema; libertad, igualdad y fraternidad. Esto no solo se vio reflejado en solo un trapito, sino que, si alguien se metía con Francia, no se metía con la Casa Real del Reino de Francia, pero con todos los habitantes del territorio francés, las guerras no la pelearían los caballeros de noble cuna, lo harían desde el más miserable de los campesinos hasta el más rico de los nobles. Napoleón famosamente presumiría de esto: “No pueden detenerme, gasto 30.000 vidas en un mes.”
Esto, junto con los movimientos filosóficos románticos, generara en todo el mundo las Naciones-Estado: Territorios delimitados, donde una población que comparte una identidad cultural, es gobernada por un mismo soberano.
Nacionalismo étnico: Algo que es necesario diferenciar, es que un Estado no es lo mismo que una nación. Dentro de un Estado podés tener distintos grupos étnicos que se sienten identificados solo entre ellos, y no con el resto del país. Por ejemplo: las diversas naciones que se encuentran en España (vascos, catalanes, gallegos, aragonés) o en nuestro país que tenemos la nación mapuche.
Los bolivianos decidieron tomar en consideración sus diferentes nacionalidades y constituirse como un Estado Plurinacional (un estado descentralizado y culturalmente heterogéneo, que concede cierto tipo de autonomía y representación a cada nación)
Otros, como yo diría el nuestro, alienta la homogeneización de las etnias por medio de la aculturación, el mestizaje, y básicamente ignorando las diferencias. Esto se le llama Crisol de razas o de etnias. Esto lleva a configurar un tipo distinto de nacionalismo, donde la nación lo compone todos los que la habitan, sean de la etnia que sean
Nota: crisol es el recipiente donde se funden y mezclan los metales.
Lo contrario al crisol de etnias, es el mosaico, esto sucede cuando no se produce la homogeneización, viviendo en armonía, pero sin mezclarse.
Hasta acá di ejemplos de cómo en países modernos pueden convivir diferentes etnias en relativa paz social. Sin embargo, en el siglo pasado y este, distintos Estados han tenido sus etnias enfrentadas unas contra otras, bajo el argumento de ser oprimidas por otra etnia dentro de un mismo Estado, y no hablo solo de catalanes buscando independizarse por un referéndum, sino de verdaderas crisis y genocidios.
Alemania: Hitler llego al poder usando de argumento la opresión que el verdadero pueblo alemán sufría, y esto llevo a que… bueno, no hace falta que les cuente que fue La Solución Final, ¿no? Posteriormente anexó partes de Checoslovaquia para proteger a las minorías germánicas habitando en ese país. Esta búsqueda de consolidación del pueblo germánico, que superaba las fronteras del Estado Alemán, se lo llama pangermanismo. El lema usado por Hitler era “Una Nación, un Pueblo, un Líder”, es decir, el Estado Alemán, sería sinónimo de la nación alemana, y todos gobernados por el mismo e indiscutido líder.
Ruanda: Cuando los belgas colonizaron Ruanda, se encontraron con tres tribus. Pero las que nos importan acá eran los tutsis y los hutus (la tercera tribu eran los twa). Mucho no difieren entre estas tres etnias, los tres hablan la misma lengua, y producto de la colonización, la misma religión (catolicismo). Según algunos académicos, los tutsis y los hutus no son ni siquiera distintos pueblos, sino una especie de castas, pero los belgas les llevaron la noción de que los tutsis eran superiores, y ellos debían estar a cargo, a pesar de que eran una minoría… cuando los belgas se fueron y su gobierno paso a ser democrático, la mayoría hutu decidió que, en represalia, se debía matar a todos los tutsis. El gobierno ordeno que cada hutu debía salir con palos cubiertos de clavos, a matar a todos los tutsis vecinos que tuvieras, y de no hacerlo, te matarían a vos a tu familia. Esto llevo al gran genocidio ruandés.
Yugoslavia: Este es un caso realmente interesante, porque fue un quilombo de “subnacionalidades”.
Por si no se acuerdan de la existencia de este país, o nacieron después de su caída, antes existía un Estado Federal Socialista en la península balcánica llamado Yugoslavia. ¿Porque dije subnacionalidades? Porque las distintas naciones de Yugoslavia eran todos eslavos. No que son de solo de Eslovenia, sino que pertenecen al grupo étnico al cual pertenecen muchos otros países, como Rusia, Ucrania, Polonia, República Checa, Bielorrusia, Bulgaria, Eslovaquia, y las distintas naciones de Yugoslavia. Y en Yugoslavia, tenías las repúblicas socialistas de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia, algunos de ellos tenían distinto idioma y distinta religión (católicos apostólicos romanos, católicos ortodoxos y musulmanes). Se mantenían unidos gracias a un poderoso líder llamado Josip Broz, alias “Tito”, que, si bien era socialista, no se llevaba bien con el Kremlin (era tan macho, que amenazo a Stalin de que, si le seguían tratando de mandar asesinos, el mismo iba a mandar uno, y solo le bastaría con ese para hacerlo)
No se sabe si es verdad, pero se le atribuye a Tito la frase: “Soy el líder de un país que tiene dos alfabetos, tres lenguas, cuatro religiones, cinco nacionalidades, seis repúblicas, rodeada de siete vecinos y un país donde viven 8 minorías étnicas.”
Como esperaran, o se acordaran, una vez que Tito murió, todo se desintegro, y fueron luchas entre distintas naciones para preservar su identidad nacional en contra de los serbios que querían mantener la colapsada Yugoslavia, hubo crímenes de guerra, genocidio, todo.
¿Se acuerdan que en el 2006, Argentina jugo contra Serbia y Montenegro? “La selección de Serbia y Montenegro es, hasta el momento, el único equipo que ha participado en la fase final de la Copa Mundial de Fútbol representando a un país inexistente. Tras la independencia de Montenegro el 3 de junio, Serbia declaró la disolución oficial de la unión de Serbia y Montenegro el 5 de junio de 2006, cuatro días antes del inicio del torneo. Por disposiciones de la FIFA, sin embargo, el equipo debió mantener su denominación.”
Ahora mismo hacen lo que sea para mantener a Kosovo dentro de su poder soberano, a pesar de que EEUU y la Unión Europea reconocen a Kosovo como nación independiente.
Medio Oriente: Cuando el Imperio otomano colapso en la primera guerra mundial, Gran Bretaña y Francia dividieron el imperio en protectorados temporales, prometiendo la formación de distintos Estados. La delimitación de fronteras fue… arbitraria, hecha con regla sobre un mapa. ¿Qué paso cuando se formaron los Estados? Sunníes vs. chiitas, kurdos vs. Turcos, iraníes, iraquíes y sirios, palestinos vs. israelitas, monarquías vs. Teocracias. Un dolor de pija para todos, que daría para otro thread solo para explicar toda esta situación.
Actualmente: Tenemos varios movimientos nacionalistas, la mayoría propone la secesión de su nación del Estado: Los kurdos, catalanes, mapuches, escoceses y vénetos son los movimientos más trascendentes de estos años.
No pretendo ponerme a criticar las ideologías que explico, pero me gusta mucho esta crítica hecha por Karl Popper:
"Pues el supremo absurdo del principio de la autodeterminación nacional es evidente para todo el que dedique un momento a reflexionar en él. Ese principio equivale a sostener que cada Estado debe ser una nación-Estado: que debe estar limitado dentro de una frontera natural, y que esta frontera debe coincidir con la ubicación de un grupo étnico; de modo que debe ser el grupo étnico, la "nación", el que determine y proteja los límites naturales del Estado. Pero las naciones-Estados de esta especie no existen. Aun Islandia, la única excepción en la que puedo pensar, sólo es una excepción aparente. Pues sus límites están determinados, no por su grupo étnico, sino por el Atlántico Norte, así como están protegidos, no por la nación islandesa, sino por el Tratado del Atlántico Norte. Las naciones-Estados no existen, simplemente porque no existen las llamadas "naciones" o "pueblos" en los que sueñan los nacionalistas. No hay ningún, o casi ningún, grupo étnico homogéneo asentado desde hace largo tiempo en países con fronteras naturales. Los grupos étnicos y lingüísticos (los dialectos a menudo son barreras lingüísticas) están entremezclados inextricablemente en todas partes. La Checoslovaquia de Masaryk se fundó en el principio de la autodeterminación nacional. Pero tan pronto como fue fundada, los eslovacos exigieron, en nombre de ese principio, la liberación de la dominación checa; y finalmente fue destruida por su minoría alemana, en nombre del mismo principio. Situaciones similares han surgido prácticamente en todos los casos en los que se ha usado el principio de autodeterminación para fijar los límites de un nuevo Estado: en Irlanda, en la India, en Israel, en Yugoslavia, etc. Hay minorías étnicas en todas partes. "Liberarlas" a todas ellas no puede constituir un objetivo adecuado; más bien, el propósito debe ser protegerlas a todas. La opresión de los grupos nacionales es un gran mal; pero la autodeterminación nacional no es un remedio factible. Además, Gran Bretaña, los Estados Unidos, Canadá y Suiza son cuatro ejemplos obvios de Estados que violan, en muchos aspectos, el principio de las nacionalidades. En lugar de determinar sus límites por grupos étnicos, cada uno de esos países se las ha arreglado para unir varios grupos étnicos."
Karl Popper, 'La Historia de nuestro Tiempo', en 'Conjeturas y refutaciones'.
Nacionalismo económico: Finalmente, tenemos el nacionalismo económico, que consiste en políticas de Estado de proteccionismo a favor de empresas originarias de un Estado. Por medio de subsidios a las empresas y aranceles impositivos contra importaciones, un Estado promueve una agenda nacionalista que pone énfasis en la industria nacional.
Esto es en contraposición al globalismo económico, la tendencia que tiene el capitalismo moderno de favorecer a cualquier empresa del mundo que pueda proporcionar costos más baratos y/o de mejor calidad. Como por ejemplo la manufactura barata China y del sudeste asiático (no cuesta mucho hacer un par de jeans cuando le pagas solo dos pesos a un menor de edad en un país con pocas libertades sociales) o la tecnología alemana o coreana.
El nacionalismo hoy en día puede abogar por ambas cosas, por la protección y unidad de una nación, y por el proteccionismo económico, o solo una de ellas. Donald Trump, Nigel Farage, Marine le Pen, Frauke Petry, Peron, los Kirchner, Hitler, Mussolini, Tito, Carles Puigdemont, Bernie Sanders de izquierda a derecha, liberales y autoritarios, podemos encontrar distintos nacionalismos, en distintos grados, con sus propias particularidades. Usualmente se oponen a los Tratados de libre comercio entre las naciones, y son cautelosos con los bloques económicos (Euroescepticismo en la Unión Europea).
¿Qué diferencia hay entre nacionalismo y patriotismo?
Patriotismo no es una ideología, es simplemente la filosofía de apego e identificación de una persona con la tierra de donde uno viene. Uno puede ser patriota y creer en cualquier ideología política o teoría económica, no se da lo mismo con el nacionalismo. Ejemplo: Puedo ser patriota y oponerme al proteccionismo económico y promover la inmigración a nuestro país.
TOTALITARISMO y AUTOCRACIA:
Totalitarismo no es necesariamente un sinónimo de fascismo o autoritarismo. Totalitarismo implica que existe un partido, un grupo de personas o alguien, que tiene en su figura todos los poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) y lo utiliza para controlar todos los aspectos dentro de una sociedad acorde a su ideología.
Una monarquía absoluta o una dictadura son ejemplos de una autocracia, teniendo también el monopolio del poder político, pero no necesariamente es un gobierno totalitario, siempre y cuando no tengan una policía secreta o por medio de la legislación, limiten las libertades civiles de la población.
Según Carl Friedrich y Brzezinski (tuve que buscar el nombre de este último) dicen que un sistema totalitario tiene las siguientes características
-Monopolio de las armas y los medios de comunicación.
-Dirección central y control de la economía
-Terrorismo de Estado
-Una ideología elaborada
-Un solo partido, liderado por un dictador o caudillo.
Con esto, absolutamente todos los grandes autócratas de la historia entran en esta definición: Mao, Mussolini, Stalin, Hitler… Podríamos discutir incluso varias figuras nacionales, como la Dictadura Militar o Juan Manuel de Rosas, pero eso se lo dejo a ustedes, have fun.
INTERNACIONALISMO
Básicamente la idea es intervenir, de manera directa o indirecta en otros países, a fin de cambiar la ideología del país intervenido. Es una idea nacida del socialismo, que como explique, busca llevar la revolución a todas las partes del mundo; pero también presente en ideologías de centro y de derecha, como es el excepcionalísimo americano (la idea de que Estados Unidos es la policía del mundo, y que está facultada para invadir e intervenir en otros países para llevar FREEEDOOOM). Otros ejemplos no tan invasivos pueden ser las organizaciones internacionales, como la Organización de los Estados Americanos siendo la misma creada para evitar la expansión del comunismo en América. Por otra parte, la Unión Europea y el Mercosur suelen poner sanciones y excluir de sus acuerdos a aquellos países que no respeten los principios del liberalismo o la democracia occidental.
IMPERIALISMO
Otro concepto que tiene mas de un significado. El original es lo que supongo todos sabran, una nación expandiéndose haciendo uso de sus fuerzas militares para hacerlo. Aca va todo Imperio que estudiamos en la escuela.
La justificación para la creación de un Imperio puede ser meramente la obtención de nuevas tierras y recursos porque si. Esto no se da mas hoy en dia porque queda mal tomar cosas de otro sin pedir permiso. Por eso poco a poco, los países que tenían colonias tan lejos de sus territorios, fueron perdiendo su poder sobre ellas, poniendo fin al colonialismo.
Así que los Estados tuvieron que buscar otras excusas para expandir sus territorios. Una de ellas es el irredentismo, la idea de que se debe anexar X territorio por cuestiones históricas, culturales o raciales.
Existe por ejemplo el irredentismo argentino con la Antartida, las Islas Malvinas, Georgia y Sándwich del Sur. Tambien de los territorios cedidos a Chile (Picton, Nueva, Lennox) Descubri investigando esto que el irredentismo argentino se extiende hasta toda la Patagonia chilena, y los territorios que una vez fueron parte del Virreinato del Rio de la Plata, como Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia y Brasil. Se imaginan eso? Capaz seria al pedo, ya somos el 8 país más grande del mundo y seguimos sin saber explotar nuestros recursos y estamos enormemente despoblados.
Con el ejemplo anterior, se darán cuenta que no se necesita un emperador para ser imperialista. Y ahí vamos con el concepto más moderno, el imperialismo económico. Y acá entra todo lo que algún amigo zurdo les habrá dicho alguna vez, un país interviniendo por medios económicos, en la política de otro.
Tambien existe lo llamado Imperialismo cultural. Es decir, cuando un pais replica su cultura en otras partes del mundo a tal punto de reemplazar la cultura del pais huésped. Aunque Estados Unidos sea el mejor ejemplo de ello, se han dado cuenta que de todas maneras EEUU es el pais mas “raro” en muchos sentidos? Usan otro sistema para contar la fecha, la temperatura, las medidas, capacidades, hasta para nombrar al deporte mas popular del mundo son unas parias.
GLOBALISMO
Aunque en su mayoría los que abogan por esta ideología es la centro derecha o la derecha liberal, me parece necesario explicarla ya que la mencione cuando explique nacionalismo. Básicamente, libre comercio entre las naciones; fundamentado en la eficacia y baratos costos. Esto es apoyado también por bloques económicos, que buscan eliminar las fronteras entre las naciones, tanto impositivas, como legislativas, sociales y culturales. Esta ideología suele estar ligado con el multiculturalismo, la idea de la convivencia pacífica entre distintas culturas.
Una ideología que se desprende del globalismo, es el COSMOPOLISMO, la idea de que todos los seres humanos de la tierra formamos parte de una comunidad, y en lo ideal, deberíamos abogar por un gobierno democrático mundial, con una moral universal para todos los habitantes de la tierra. Una idea como esta ha sido sostenida por Albert Einstein, Albert Camus y Bertrand Russell.
Fun fact: Albert Einstein apoyaba la idea de un gobierno socialista federal mundial
La idea de la moral universal es algo que está basado en las muchas ideas de la construcción de la moral. Podría hablarles si les interesa de la filosofía de la ética en otro post.
FORMAS DE GOBIERNO:
Unitarios, Federales y Confederados: No requiere mucha explicación para nosotros los argentinos, ¿no?
Unitarismos: Existe un gobierno central absoluto que gobierna de manera directa sobre todo un territorio. Este sistema funciona en países chicos o con poca población. Básicamente, si una provincia nuestra se separara y formara su propio país, lo más probable es que adopte un sistema unitario para gobernarse ya que no tiene tanto que gobernar. Estoy hablando de vos, Banda Oriental
Federalismo: Existen distintas regiones con su gobierno autónomo, pudiendo tener sus propias leyes, poderes ejecutivos, legislativos y judiciales, y hasta su propia constitución, pero siempre con un gobierno superior que gobierna por encima de los mismos, imponiendo leyes, una constitución y hasta interviniendo en los integrantes de esta unión cuando sea conveniente.
Por alguna que otra razón, esas regiones tienen distintos nombres a pesar de que sean básicamente lo mismo: provincias (Argentina) estados (EEUU) estados federados (Alemania) emiratos (Emiratos Árabes Unidos) zonas (Nepal) cantones (Suiza) y más.
Es un lio de nombres, y en un mismo país puede encontrarse diferentes regiones con diferentes grados de autonomía. Rusia, por ejemplo, tiene 46 óblasts, 3 ciudades federales, 22 republicas, 9 kais, 1 óblast autónomo y 4 distritos federales. Fucking commies.
El federalismo supone en un principio la descentralización, y para ello el Gobierno Federal subroga facultades a sus miembros, pero a su vez, permite que los miembros tengan cierta manera de controlar al gobierno federal por medio de cámaras legislativas, compuesta por representantes de las entidades federales. En nuestro caso, la cámara de senadores representa a las provincias, mientras que la cámara de diputados representa a los argentinos.
Confederación: Esta idea supone que no existe un gobierno Federal, solo una representación de los miembros de la federación ante los otros países.
Argentina llego a serlo en un momento, cuando cada provincia tenía su propio gobierno, su propio ejército, su propia moneda y su propia constitución, además, desobedeciendo completamente al gobierno de Buenos Aires.
La Confederación Helvética (Suiza) no es una confederación tampoco hoy en día, porque sigue teniendo un gobierno federal.
Lo más cercano que tenemos hoy en día a una confederación, es la Unión Europea, aunque es discutible.
https://www.youtube.com/watch?v=_lj127TKu4Q
REPÚBLICA Y MONARQUÍA:
Primero aclaro que existe una diferencia entre Jefe de Estado y Jefe de Gobierno. El Jefe de Estado es quien representa al país ante naciones extranjeras y es responsable del país. El Jefe de Gobierno lidera el poder ejecutivo y la administración del Estado. Les parecerá que es la misma cosa, siendo que, en nuestro país, y en todas las repúblicas presidencialistas, el presidente es las dos cosas al mismo tiempo.
República: su concepto moderno de hoy en día, es aquel gobierno que es una cuestión del pueblo, y, por lo tanto, elegido de manera usualmente de manera democrática, ya sea indirecta (el pueblo gobierna a través de sus representantes) o directa (el pueblo gobierna sin ellos). Puede que una república sea unipartidista, como es el caso de China, donde el partido elige a los candidatos.
República suele ser usada para describir más conceptos, como la igualdad ante la ley y la división de poderes, que en las monarquías no solía suceder.
Una república puede ser parlamentaria, presidencialista o semipresidencialista.
Un sistema presidencialista es el que tenemos. La gente elige a un presidente, que como dije, es el jefe de Estado y Gobierno.
En un sistema semipresidencialista, el jefe de Gobierno (primer ministro) es electo por el parlamento, mientras que el jefe de Estado (presidente) es electo por el pueblo. Existe entonces un gobierno bicéfalo, donde ambos comparten autoridad. Aunque suele suceder en la realidad que una figura subroga su poder a la otra. Gobiernos semipresidencialistas son los de Francia y Rusia por ejemplo.
El sistema parlamentarista tiene un primer ministro, una figura que es electa por el parlamento. El parlamento es un cuerpo legislativo que elige al primer ministro
Monarquía: El jefe de Estado gobierna de manera vitalicia, de manera unipersonal y es designado por un proceso no democrático. Existen distintos tipos de monarquías, no todas son iguales.
Una absoluta es aquella donde el monarca tiene en su persona investida los tres poderes, como es el caso de Arabia Saudita.
En una monarquía constitucional, el monarca solo tiene sus límites configurados por una carta magna o constitución. El monarca puede o no tener investida la figura del poder ejecutivo. En Marruecos el monarca es el jefe del poder ejecutivo, mientras que en casi todas las monarquías europeas no pasa esto, sino que hay una monarquía parlamentaria, donde el primer ministro es el Jefe de Gobierno, y el monarca es el Jefe de Estado.
No necesariamente un monarca es constituido por herencia, sino que, en algunos casos, es electo. El mismo se da en la Ciudad del Vaticano, donde el Papa es un monarca absoluto elegido por un cónclave.
ANEXO: Términos de origen griego adicionales que no requieren mucha mayor explicación.
Adhocracia: Ausencia de jerarquías. Como oposición también a una burocracia.
Androcracia: Gobiernan hombres. Patriarquia implica que existe un poder jerárquico superior de hombres hacia mujeres.
Anocracia: Gobierno inestable e ineficaz. Un mix entre una democracia y una autocracia.
Aristocracia: Gobierno de los mejores. En la antigüedad los mejores eran los más sabios, ricos y poderosos, pero actualmente solo significa las últimas dos cosas.
Bancocracia: Gobierno de entidades financieras.
Cibercracia: Gobierno a través del uso eficaz de la información.
Cientocracia: Políticas publicas basadas en la ciencia.
Cleptocracia: Gobierno de ladrones.
Criptarquía: Gobierno secreto u oculto.
Critarquía: Gobierno de los jueces.
Demarquía: Gobierno por ciudadanos elegidos aleatoriamente.
Diarquía: Gobierno de dos personas. (Triunvirato seria con tres personas, Tetrarquía cuatro, y mas o menos así en adelante)
Estratocracia: Gobierno donde el ejército y la política es la misma cosa. No es una dictadura militar, sino, por ejemplo, el gobierno británico de Chipre.
Etnocracia: Gobierno por un grupo étnico dominante
Futarquia: Gobierno en la que las decisiones de las autoridades podrían estar sometidas a los mercados de apuestas, que tienen mayor capacidad de agregar información.
Gerontocracia: Gobierno de los ancianos.
Gynecocracia: Gobiernan mujeres. Matriarquia implica que existe un poder jerárquico superior de mujeres hacia hombres.
Ideocracia: Gobierno erigido en base a una ideología o filosofía que rige todos los aspectos de la vida de la sociedad.
Isocracia: Gobierno de los iguales
Kakocracia/cacocracia: Gobierno de los peores o Gobierno de ladrones. Así es, “caco” es un nombre griego, de un demonio malvado.
Kratocracia: Gobierno de los fuertes
Logocracia: Gobierno de la razón y las leyes.
Meritrocracia: Gobierno de los más hábiles y talentosos.
Monocracia: Gobierno de una persona.
Netocracia: Gobierno de aquellos que tienen su poder basado en sus habilidades tecnológicas y de networking.
Noocracia: Gobierno en vista del desarrollo de la mente humana
Oclocracia: Gobierno demagogo, de la muchedumbre.
Oligarquia: Gobierno de unos pocos que gobiernan para sus intereses.
Panarquismo: propone que todo individuo para unirse o separarse libremente de la jurisdicción de cualquier Gobierno que elijan, sin ser forzados a abandonar el lugar donde viven.
Partitocracia: Gobierno burócrata de partidos políticos.
Plutocracia: Gobierno de los más ricos de una sociedad.
Pornocracia: Gobierno de las prostitutas. Tu vieja
Sofocracia: Gobierno de los sabios o filósofos.
Tecnocracia: Gobierno de los técnicos.
Teocracia: Gobierno erigido por mandato divino.
Timocracia: Gobierno donde solo pueden participar los dueños de terrenos.
Vetocracia: Situación en la que un gobierno no puede progresar porque su oposición no los deja gobernar.
Videocracia: Gobierno a través de las imágenes.
submitted by SubotaiKhan to argentina [link] [comments]


2016.06.05 00:19 ShaunaDorothy Tras la masacre de Newtown - Hipocresía burguesa y ardides por el control de armas (Febrero de 2013)

https://archive.is/jhJNJ
Espartaco No. 37 Febrero de 2013
Tras la masacre de Newtown
Hipocresía burguesa y ardides por el control de armas
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard No. 1015 (11 de enero de 2013), periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
Perpetrada en la secuela del asesinato de doce espectadores de una película en Aurora, Colorado, el 12 de julio de 2012, la masacre en la Escuela Primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut, llevada a cabo en diciembre por un individuo demente, llevó, como cabía prever, a un clamor renovado por que se limite más la posesión de armas de fuego en EE.UU. Con el presidente estadounidense Obama declamando que “no hay excusa para la inacción”, el New York Times (19 de diciembre) llamó a restaurar y fortalecer la prohibición de rifles de asalto que expiró en 2004. El 3 de enero, el primer día de sesiones de la nueva legislatura, se presentaron diez proyectos de ley sobre control de armas. Estas medidas prohibirían la posesión y transferencia de armas con cargadores de alta capacidad de municiones y requerirían una base de datos nacional de gente sin derecho a comprar armas de fuego, así como investigaciones de antecedentes para las transacciones en exhibiciones de armas, entre otras cosas.
Tal como las fuerzas reaccionarias de “la ley y el orden” señalan los asesinatos particularmente horrendos para impulsar una mayor aplicación de la bárbara y racista pena de muerte, así los liberales aprovechan las masacres como las de Virginia Tech y ahora Newtown para impulsar mayores restricciones o la prohibición total de la posesión de armas de fuego. El resultado en todos estos casos es que los derechos básicos de la población se ven pisoteados y el estado capitalista consolida y expande aun más sus asesinos poderes represivos.
Sólo un sociópata negaría el horror de lo que ocurrió en Newtown. Pero lo que está en juego ahora es una campaña renovada por parte del estado capitalista para imponer su monopolio de la violencia al destripar más aún el derecho a portar armas, el cual se codificó en la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense. Los marxistas nos oponemos a las leyes de control de armas y defendemos el derecho a la autodefensa armada, una necesidad de los trabajadores, los negros, las demás minorías y la población en su conjunto.
Un artículo de opinión en el New York Times (17 de diciembre) titulado “Reason to Hope After the Newtown Rampage” [Razones para tener esperanza tras la masacre de Newtown] presentaba a la población prácticamente deseosa de ceder sus derechos, y proclamó: “Los estadounidenses estamos dispuestos a cargar con el peso, como lo estuvimos tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, al aceptar el aumento en la seguridad cuando viajamos y acciones militares que antes hubiéramos evitado”. Eso es lo que dicen. El 3 de enero el presidente Obama continuó la campaña por el “aumento de la seguridad” al firmar la Ley de Autorización de la Defensa Nacional —el proyecto de ley anual de las apropiaciones militares— que permite la detención indefinida de ciudadanos estadounidenses.
El derecho a portar armas surgió de la Revolución Estadounidense y tuvo su antecedente en la Inglaterra de un siglo antes. A lo largo de las revoluciones burguesas de Europa y Norteamérica, que abarcaron desde el siglo XVII a mediados del siglo XIX, el principio de armar al pueblo, incluyendo el concepto de milicia popular, se consideraba parte de una defensa vital contra la tiranía. Pero, como señalamos en “The Second Amendment to the U.S. Constitution” [La Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense] (ver WV No. 1015, aparecido por primera vez en Spartacist [Edición en inglés] No. 43-44, verano de 1989): “Con la aparición en escena del proletariado como actor independiente, ‘el pueblo armado’ se volvió anacrónico, pues la población quedó polarizada sobre líneas de clase”.
Los regímenes despóticos prefieren mandar sobre sujetos indefensos; un pueblo armado puede resistirse. Para los negros, la autodefensa armada y otros derechos básicos fueron ganados con la Guerra Civil que aplastó a la esclavitud...e inmediatamente después estuvieron bajo ataque. En la lucha por construir y defender sindicatos, desde las minas de carbón de Virginia Occidental y Kentucky hasta los puertos y estaciones de carga camionera de la nación, los obreros se armaron para defenderse de los esquiroles rompehuelgas y la policía, los militares y los guardias de seguridad privada. Tras la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, los veteranos negros, con armas en las manos, conformaron la infantería de las primeras luchas contra el sistema de segregación Jim Crow en el Sur.
Sucede que los mismos que deciden a quién darle el privilegio de ejercer el derecho a portar armas son los mayores asesinos de masas que el mundo haya visto: la clase capitalista estadounidense. Incluso mientras Obama declaraba en Newtown que “estas tragedias deben terminar”, su aparato militar y de espionaje preparaba la siguiente ronda de ataques aéreos sobre Paquistán y Yemen. En un comentario titulado “Beyond Newtown” [Más allá de Newtown], el prisionero de la lucha de clases Mumia Abu-Jamal observó:
“A lo largo y ancho de Estados Unidos, ciudades en las dos costas y el Medio Oeste han sufrido pequeñas masacres, silenciosas y casi invisibles, donde decenas de padres pierden a sus hijos, las esposas a sus maridos y algunos maridos a sus esposas. Me refiero a la plaga de la violencia policiaca contra los negros en Nueva York, Chicago, Oakland y más allá”.
Ya por cierto tiempo, la lucha de clases y otras luchas sociales en este país se han encontrado en un punto bajo. Sin embargo, hay un enorme descontento social preparando el terreno para una lucha renovada. Los estadounidenses tienen armas y quieren conservarlas. Este es un hecho sociológico de la vida, y será un hecho útil cuando la masa de la población se sienta directa y abiertamente amenazada por un gobierno tiránico. Para los marxistas revolucionarios, lo crucial es que la clase obrera se levante como el defensor de todos los que sufren bajo la bota de los gobernantes capitalistas.
El estado capitalista: Portando armas contra el pueblo
Los llamados al control de armas emanados de la burguesía siempre han estado marcados por la más flagrante hipocresía. El ahora fallecido líder del clan Sulzberger, al que pertenece el New York Times y que está entre los principales exponentes del control de armas para las masas, era conocido por conservar una pistola en el cajón de su escritorio para lidiar con cualquier posible intruso hostil. El alcalde de la Ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, ciertamente no tiene por qué temer la confiscación estatal de las armas: tiene a su disposición al personal de la policía las 24 horas del día.
Se han burlado mucho de los recientes pronunciamientos de la bastante osificada National Rifle Association (NRA, Asociación Nacional del Rifle), y particularmente del discurso que pronunció su presidente donde levantó el llamado reaccionario a poner guardias de seguridad armados en todas las escuelas. Los alumnos de alrededor de un tercio de las escuelas públicas ya sufren revisiones y la arbitrariedad de guardias de seguridad e incluso de policías, particularmente en los guetos y barrios. Cabe señalar que actualmente la NRA está brindando el servicio útil de entrenar a maestros en algunos estados en el uso de armas de fuego.
La prensa liberal, a la que hacen eco los reformistas de la International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional), lamenta que ésta sea una sociedad violenta (esa observación es similar a reconocer que a los calvos les falta pelo). De las barracas de los infantes de marina, donde el lema es “Mátenlos a todos, que Dios reconocerá a los suyos”, a los púlpitos de las iglesias donde los médicos que practican abortos son considerados merecedores de la muerte, la verdad innegable es que la violencia “es tan estadounidense como la tarta de cereza”, como dijo el militante negro de los años sesenta H. Rap Brown.
El asesinato de masas es un fenómeno frecuente en EE.UU. —y es normalmente el estado el que lo lleva a cabo—. En 1921, la policía de Tulsa bombardeó a la comunidad negra segregada, matando a 75 personas. En mayo de 1985, el alcalde de Filadelfia, el demócrata negro Wilson Goode, con la cooperación del FBI, mandó bombardear a la comuna MOVE, un grupo predominantemente negro con ideología de regresar a la naturaleza. El ataque mató a once personas, entre ellas cinco niños, y todo un vecindario negro fue incinerado. En 1993, tras un sitio de 51 días, el Departamento de Justicia de Bill Clinton ordenó un ataque contra la secta religiosa integrada de la Rama Davidiana, cerca de Waco, Texas, matando así a 80 hombres, mujeres y niños.
Los individuos homicidas que han llevado a cabo tiroteos masivos en los últimos años típicamente lo han hecho con armas semiautomáticas, como el AR-15, uno de los rifles más populares del país, el cual fue usado por el asesino de Newtown. Así que el lobby del control de armas está gritando sobre la necesidad de prohibir las “armas de asalto”. Un equipo de trabajo dirigido por el vicepresidente Biden, autor de la prohibición expirada de esas armas, tiene programado redactar una propuesta para renovarla y adicionarla con nuevas restricciones. La ISO está ayudando a inflamar el frenesí liberal, declarando en “How Does This Happen?” [¿Cómo puede ocurrir esto?] (socialistworker.org, 17 de diciembre):
“Los socialistas creemos que las armas son un síntoma de la violencia, no una causa; pero nadie puede ignorar lo que ese síntoma nos dice respecto a esta sociedad enferma, donde la gente puede comprar por Internet miles de cartuchos de municiones, incluyendo las balas de alto calibre que se usaron en Sandy Hook, cuyo único propósito puede ser la ‘cacería’ de seres humanos”.
El punto de partida de la ISO es la confianza en el estado capitalista.
El escándalo por las AR-15 y similares es moneda frecuente entre los liberales estadounidenses y de otras partes, que rutinariamente señalan hacia Japón, Gran Bretaña y otros países avanzados donde el control de armas es la norma. (Una excepción es Suiza, que sigue sólo a EE.UU., Yemen y Serbia en número de armas per cápita, y donde sólo hubo 40 muertes por arma de fuego en 2010.) Mientras en las ciudades estadounidenses la policía persigue a los jóvenes negros y latinos con el pretexto de la posesión de drogas y/o armas, en Gran Bretaña la policía detiene a jóvenes negros y asiáticos en busca de drogas y/o cuchillos. En ambos casos, la policía los trata con brutalidad y los mata impunemente.
La violencia patológica tiene lugar independientemente del tipo de armas que pueda conseguirse. El mismo día de la matanza en Newtown, un perturbado mental en China, donde la burocracia estalinista dominante mantiene un estricto control de armas, invadió una escuela primaria y acuchilló a 22 niños y un guardia escolar. En todos los casos, el fondo es que los trabajadores deben tener los medios para defenderse y defender a otros.
Derechos de los negros y derecho a las armas
Aunque casi la mitad de los hogares estadounidenses tiene por lo menos un arma, existe la percepción de que quienes defienden los derechos de la Segunda Enmienda son sólo los de la franja derechista, racista y antiinmigrante. Sí, existen lunáticos reaccionarios aficionados a las armas que creen que Estados Unidos enfrenta hoy una invasión de México o quizá de los helicópteros negros de la ONU. Pero la verdad básica del asunto es algo que solía ser bien sabido entre los militantes sindicales y negros: si las armas fueran ilegales, sólo las tendrían los policías, los criminales y el Ku Klux Klan.
La violencia peculiar que se halla entretejida en el entramado de la sociedad capitalista estadounidense surge principalmente de la opresión especial de los negros, una herencia de la esclavitud. Y cualquier lectura seria de la historia y la realidad social de este país deja en claro la absoluta necesidad de la autodefensa negra. A finales del siglo XIX cuando el terror racial barría el Sur, donde imperaba el sistema Jim Crow, la luchadora contra los linchamientos Ida B. Wells escribió:
“Las únicas ocasiones en que un afroamericano logra escapar de un ataque son en las que tiene un arma y la usa para defenderse.
“La lección que esto enseña, y en la que todo afroamericano debe reflexionar, es que un rifle Winchester debe ocupar un lugar de honor en cada hogar negro, y que debe usarse para esa protección que la ley nos niega”.
—citado en Jacqueline J. Royster, ed., Southern Horrors and Other Writings: The Anti-Lynching Campaign of Ida B. Wells, 1892-1900 [Horrores del Sur y otros escritos: La campaña antilinchamientos de Ida B. Wells, 1892-1900] (1997)
Esto no es sólo una cuestión de libros de historia. En junio de 2011, siete matones adolescentes blancos mataron a golpes a un obrero automotriz de 49 años llamado James Craig Anderson en Jackson, Mississippi, mientras coreaban “White Power” [Poder blanco]. De haber estado armado, posiblemente Anderson seguiría vivo.
Históricamente, la autodefensa negra siempre ha enfrentado una frenética represión estatal. Las primeras leyes de control de armas del siglo XX se aprobaron en estados como Carolina del Sur, Tennessee y Mississippi como un medio para desarmar a los negros ante el terrorismo del KKK. Con el ascenso del movimiento de los derechos civiles, el control de armas volvió a asociarse con el miedo de la clase dominante a la combatividad de los negros. Robert F. Williams, el líder del NAACP [Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color] en Monroe, Carolina del Norte, se vio forzado a abandonar el país por organizar un escuadrón para defenderse de los ataques racistas. En Louisiana, y algunos otros estados del Sur, los Deacons for Defense and Justice [Diáconos por la Defensa y la Justicia] recurrieron con éxito a las armas de fuego para proteger al movimiento de los derechos civiles de los ataques del Klan. Entre las armas comunes de los Deacons estaba la carabina M-1, un “fusil de asalto” que habían aprendido a usar en el ejército.
Un artículo de Jill Lepore publicado en el New Yorker (23 de abril de 2012) señaló que “en los años sesenta, la posesión de armas como derecho constitucional figuraba más en la agenda de los nacionalistas negros que en la de la NRA”. En 1965, el Consejo de la Ciudad de Nueva York pasó una ley específicamente para impedir a Malcolm X portar una carabina para su protección; poco después, fue asesinado. En 1967, la legislatura de California prohibió portar armas cargadas después de una manifestación de los Panteras Negras, ante el capitolio estatal de Sacramento, en la que estaban portando armas legalmente. Los Panteras habían estado patrullando las calles de Oakland, donde el terror policiaco había sido generalizado. La prohibición estatal vino seguida de otras leyes de control de armas al nivel nacional, especialmente tras los levantamientos en los guetos que siguieron al asesinato de Martin Luther King en 1968.
Hoy, los negros, que figuran desproporcionadamente como víctimas de la violencia armada, son los que más necesitan medios para defenderse. Sin embargo, en muchos centros urbanos, los llamados al control de armas estricto que impulsan demócratas negros como el congresista John Lewis y Al Sharpton encuentran cada vez más apoyo entre los habitantes de los guetos. Estos llamados no hacen sino alimentar los humillantes programas de detención-y-cateo que lleva a cabo la policía de Nueva York y la de otras ciudades del país.
Los crímenes violentos en los guetos y barrios son un resultado directo del extendido desempleo y la indigencia que produce el funcionamiento normal del sistema capitalista de ganancia. Los jóvenes empobrecidos arrojados a los vertederos del capitalismo no ven muchas oportunidades de salir adelante fuera de arriesgar sus vidas en el ejército o quizá aceptar algo de droga para venderla. Los marxistas llamamos por la despenalización de las drogas, lo que eliminaría las bases de la superganancia que representa el narcotráfico y su violencia concomitante.
Sobre todo, la situación pide a gritos una lucha clasista por empleos, vivienda y educación de calidad para todos. Esa tarea exige construir un partido obrero revolucionario que fusione la ira de los guetos y los barrios con un movimiento obrero revivido y muestre el camino para derrocar al racista sistema capitalista mediante una revolución socialista.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/37/newtown.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.03 03:21 ShaunaDorothy Karl Marx tenía razón - Crisis económica capitalista: Los patrones obligan a los obreros a pagar (2 - 2) (Primavera de 2009)

https://archive.is/vQFPC
El fin de la hegemonía económica de EE.UU. posterior a la Segunda Guerra Mundial
Teniendo esto en mente, veamos esquemáticamente la historia de la economía capitalista estadounidense de la posguerra. Durante las dos primeras décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos dominó el mercado mundial de productos industriales. Constantemente obtenía grandes superávits en su balanza comercial con casi todos los demás países capitalistas. Sin embargo, hacia la mitad de los años sesenta, Alemania Occidental y Japón habían reconstruido y modernizado sus economías al punto de poder en realidad competir con Estados Unidos en los mercados mundiales y también en el mercado interno estadounidense. Así que el flujo de sus magnitudes comerciales fue revertido. Estados Unidos empezó a incurrir en grandes déficits en su balanza comercial.
En pocos años, este giro destruyó el sistema monetario internacional de posguerra que se había establecido en la conferencia de Bretton Woods, New Hampshire, en 1944. Se llamaba el patrón de cambio oro-dólar. Las divisas de los países capitalistas más importantes quedaron fijas frente a las demás por largos periodos y ancladas por el dólar. Washington prometió —y quiero enfatizar la palabra “prometió”— que los otros gobiernos podrían intercambiar libremente por oro todos los dólares que tuvieran a una tasa de 35 dólares la onza.
Para principios de los años setenta, eso ya no era objetivamente posible. El volumen de dólares que poseían los bancos centrales extranjeros superaba por mucho la reserva de oro de Estados Unidos a 35 dólares la onza. El gobierno fran- cés de Charles de Gaulle, que resentía el dominio internacional de Estados Unidos y aspiraba a restaurar la “grandeza” de Francia, empezó a cambiar por oro sus reservas de dólares. Así, en agosto de 1971, el presidente estadounidense Richard Nixon cerró la “ventana del oro”, lo que terminó con la convertibilidad del dólar a mercadería universal de valor intrínseco (de trabajo). Tras unas cuantas conferencias internacionales inútiles, lo que surgió fue un no-sistema de tasas de cambio fluctuantes. Desde entonces, las tasas de cambio de divisas han estado determinadas por las condiciones del mercado, modificadas por intervenciones gubernamentales de vez en cuando. La razón por la que estoy explicando esto es que el régimen de tasas de cambio fluctuantes tuvo dos consecuencias a largo plazo, que subyacen a la actual crisis financiera.
Una: creó un gran y nuevo elemento de incertidumbre, es decir, el riesgo de pérdidas, en todas las transacciones financieras internacionales, especialmente las de largo plazo. Así pues, las tasas de cambio de divisas se convirtieron en una importante esfera de especulación financiera. Gran parte del libro de Das sobre el comercio de derivados habla de protegerse contra los cambios en las tasas de cambio de divisas y de especular con ellos.
Dos: al cortar los lazos entre el dólar y el oro, el capitalismo estadounidense, tanto al nivel corporativo como al nivel gubernamental, logró aumentar masivamente su deuda externa, sin otro límite superior que la voluntad de los gobiernos e inversionistas extranjeros de comprar activos denominados en dólares. Ahora el dólar vale alrededor de 20 centavos en términos del dólar de 1971. En el Financial Times de Londres (24 de noviembre de 2008), Richard Duncan subrayó este aspecto de la actual crisis mundial:
“Cuando Richard Nixon destruyó el Sistema Monetario Mundial de Bretton Woods en 1971 cerrando la ‘ventana del oro’ en el Tesoro, cortó el último vínculo entre los dólares y el oro. Lo que siguió fue una proliferación en espiral de instrumentos de crédito cada vez más espurios denominados en una divisa depreciada. El ejemplo más flagrante y letal de esta locura ha sido el crecimiento del mercado de derivados no regulado, que se ha inflado hasta alcanzar los 600 billones de dólares, lo que equivale a casi 100 mil dólares por cada habitante de la Tierra.”
Aumentar la tasa de explotación
En 1974-75 hubo un declive económico mundial muy pronunciado e importante. Aunque no duró mucho, tuvo consecuencias importantes, sobre todo en Estados Unidos. Al salir del declive económico, la clase capitalista estadounidense hizo un esfuerzo concentrado para aumentar la tasa de explotación del proletariado, es decir, la proporción de plusvalía con respecto a salarios. Los capitalistas exigieron de la burocracia sindical contratos entreguistas y la imposición de salarios más bajos para nuevas contrataciones, y lo obtuvieron. Trasladaron la producción del noreste y el medio oeste sindicalizados al sur y suroeste que no están sindicalizados, así como a países donde los salarios son bajos en Latinoamérica y Asia.
Esta ofensiva antiobrera, que comenzó bajo el presidente demócrata de derecha Jimmy Carter, aumentó bajo el aun más derechista presidente republicano Ronald Reagan. El aplastamiento de la huelga de controladores aéreos de PATCO en 1981, y la subsiguiente reacción rompesindicatos durante huelgas como la de Greyhound, marcaron el inicio de esta ofensiva. En ese entonces, nosotros abordamos la necesidad de que el movimiento obrero combatiera la ofensiva capitalista, especialmente en el artículo “Para ganar, darle duro a la patronal” (Spartacist [Edición en español] No. 15, julio de 1984). Lo que decíamos en “Darle duro”, que los obreros no pueden jugar con las reglas de los patrones, conserva toda su validez para el movimiento obrero estadounidense de hoy.
Aquí quiero enfatizar un aspecto de la ofensiva antiobrera de principios y mediados de los años ochenta que no era obvio entonces. El ascenso del monetarismo y la “desregulación” financiera como doctrina y como política en los Estados Unidos de Reagan y también en la Gran Bretaña de Thatcher estuvo en parte basado en el debilitamiento del movimiento obrero y fue condicionado por éste. En la Gran Bretaña, el giro decisivo a la derecha en la relación de fuerzas de clase fue la derrota de la huelga minera de 1984-85. La reciente nota de la camarada McDonald sobre el impacto de la crisis económica en Gran Bretaña señalaba que en 1986 el gobierno de Thatcher “desreguló” la City de Londres. No fue accidental, como se dice, el que la especulación con capital financiero se desatara justo después de la derrota de la huelga minera.
En Estados Unidos durante los años ochenta, que los liberales llaman frecuentemente “la década de la codicia”, hubo una redistribución masiva del ingreso hacia arriba, combinada con un aumento masivo en la deuda externa de Estados Unidos. El gobierno de Reagan recortó los impuestos para los ricos mientras aumentaba enormemente el gasto militar en la creciente Segunda Guerra Fría contra la Unión Soviética. Para financiar los grandes déficits gubernamentales que resultaron, una gran porción de los bonos del Tesoro recién emitidos se vendió en el extranjero, especialmente a los japoneses. En el lapso de dos o tres años, Estados Unidos pasó de ser la nación más acreedora del mundo a ser la más endeudada.
La redistribución del ingreso hacia arriba y el creciente endeudamiento exterior de Estados Unidos estuvieron orgánicamente vinculados a la desindustrialización del país. Grandes extensiones del medio oeste llegaron a conocerse como el “cinturón del óxido”. A mediados de los años sesenta, la manufactura constituía el 27 por ciento del producto interno bruto estadounidense y empleaba al 24 por ciento de la mano de obra. Para principios de la década de 2000, el peso de la manufactura se había reducido al catorce por ciento de la producción total y empleaba sólo al once por ciento de la mano de obra total.
Básicamente, los salarios reales por hora para obreros de base llegaron a su punto más alto a principios de los años setenta. Durante la mayor parte de las últimas tres décadas y media, la compensación real por unidad de trabajo ha estado por debajo de ese nivel. Sólo ocasional y brevemente, por ejemplo en la fase final del auge económico de los años noventa, los pagos netos reales por hora se han acercado o han superado a los de principios de los setenta. En la medida en que las familias obreras han aumentado sus ingresos en las últimas décadas, ha sido debido a que ambos cónyuges tienen trabajos de tiempo completo, trabajan muchas horas extras o hasta en dos empleos, si es que hay tales empleos disponibles.
Sin embargo, para el principio de la década de 2000, estos medios generalizados de aumentar el ingreso familiar prácticamente se habían agotado. Al mismo tiempo, los trabajadores han enfrentado un agudo aumento en ciertos gastos básicos: la vivienda (tanto comprada como rentada), los servicios médicos y las colegiaturas universitarias para sus hijos. Así que han tenido que endeudarse más. En la víspera de la actual crisis, a principios de 2007, el promedio de endeudamiento familiar era 30 por ciento mayor que el ingreso anual disponible. Esto fue posible principalmente porque las familias adquirieron préstamos respaldados por sus viviendas “aprovechándose”, por decirlo así, de la entonces creciente burbuja en los precios de la vivienda.
El auge de los punto com y la burbuja inmobiliaria
Para entender la burbuja en los precios de la vivienda que hubo a principios y mediados de la década de 2000, hay que retroceder un poco para mirar el llamado auge de los punto com de mediados y finales de los años noventa. Éste fue un clásico ciclo de auge y caída como los que describió Marx en El capital. Una ráfaga de inversiones, principalmente en nueva tecnología —en este caso, la informática, los servicios de Internet y las telecomunicaciones—, aumenta lo que Marx llamó la composición orgánica del capital. Esto es el valor de los medios de producción (el tiempo de trabajo encarnado en ellos) necesario para emplear trabajo vivo. En la economía burguesa, se llama capital por trabajador. Un aumento en la composición orgánica del capital hace bajar la tasa de ganancia. Incluso si la productividad aumenta y los salarios no, el aumento de la ganancia por trabajador no compensa el incremento de capital por trabajador.
Esta dinámica pudo observarse claramente en el auge en los noventa del sector de telecomunicaciones, uno de los pilares de la “nueva economía” o “revolución TI (tecnología de la información)”. La recuperación de capital de las empresas de telecomunicaciones cayó continuamente del 12.5 por ciento en 1996 al 8.5 por ciento en 2000. En ese entonces, un analista de Wall Street, Blake Bath, describió a su modo la ley de la disminución de la tasa de ganancia aplicada a las telecomunicaciones. “Parece que el sector está muy sobrecapitalizado”, juzgó. “El gasto ha aumentado a niveles absurdamente rápidos con respecto a los ingresos y ganancias que ese gasto produce” (Business Week, 25 de septiembre de 2000). O, como lo puso Marx en el volumen III de El capital: “El verdadero límite de la producción capitalista lo es el propio capital [énfasis en el original].”
En 2000-01, el auge de los punto com se convirtió en caída, dando paso a una recesión. Buscando suavizar el impacto del declive económico, Alan Greenspan, director de la Reserva Federal (el banco central estadounidense), inundó con dinero los mercados financieros. Para 2003, la Fed recortó la tasa de interés sobre los préstamos a corto plazo de sus bancos miembros del 6.5 al uno por ciento, lo que en ese momento fue el interés más bajo en medio siglo. Durante la mayor parte de este periodo, la llamada tasa de fondos federales estuvo por debajo de la tasa de inflación. En los hechos, el gobierno estaba regalando dinero a los financieros de Wall Street. A finales de 2004, el Economist de Londres advirtió que “la política de dinero fácil” de Estados Unidos “ha desbordado sus fronteras” y “ha inundado los precios de las acciones y las casas en todo el mundo, inflando una serie de burbujas de precios sobre activos.”
En el centro de la actual crisis hay un tipo de instrumento financiero conocido como derivado. Los tradicionales títulos financieros primarios —bonos y acciones corporativos— representan en el sentido legal y formal la propiedad sobre bienes, es decir, bienes y servicios que encarnan valor de uso así como valor de cambio como productos del trabajo. Los derivados se basan en los títulos primarios o están conectados a ellos de alguna forma. Un tipo importante y típico son las coberturas por riesgos crediticios. Formalmente, y quiero enfatizar la palabra formalmente, es una especie de póliza de seguro contra la insolvencia de los bonos corporativos. Sin embargo, uno puede comprar un canje financiero contra el impago del crédito sin tener los bonos corporativos. En ese caso es una forma de especular con que la corporación se vuelva insolvente. Imaginen que 20 personas están aseguradas contra el incendio de un mismo edificio, 19 de las cuales no son dueñas del edificio. Bueno, bienvenidos al mundo de los derivados. Además, se puede especular con el cambio en el precio de una cobertura de riesgo crediticio mediante lo que se conoce como opciones put y call.
El punto básico es que se han acumulado derivados sobre derivados sobre otros derivados. Para cuantificar: en 2005, si se sumaba todo el valor nominal en el mercado de todos los derivados del mundo, el resultado era tres veces mayor que el de los títulos primarios en los que supuestamente se basan. Para entender la extrema gravedad de la actual crisis financiera, hay que reconocer la inmensa magnitud de lo que Marx llamó “capital ficticio” que se ha generado en las últimas décadas. A principios de los años ochenta, si se sumaba el valor nominal en el mercado de todos los bonos y acciones corporativos y también de los bonos gubernamentales por todo el mundo, el resultado se aproximaba a la producción anual de bienes y servicios, lo que los economistas burgueses llaman el producto interno bruto global. En 2005, el Fondo Monetario Internacional calculó que si se hacía esa misma operación, el valor de sólo los títulos primarios era casi cuatro veces mayor que el producto interno bruto global. Y si se añaden los derivados, la cantidad de riesgo en el sistema financiero se ha multiplicado muchas veces.
Charles R. Morris, un periodista financiero de mentalidad crítica, describió cómo se tramó este Everest de “riqueza” espuria de papel:
“¿Cómo pudo llegar tan alto el apalancamiento? En la clase de instrumentos de los que hemos estado hablando, hay relativamente pocos ‘nombres’ o empresas subyacentes, cuyas acciones son ampliamente intercambiadas, unos cuantos cientos cuando mucho. Y un número relativamente pequeño de instituciones, especialmente los bancos globales, los bancos de inversión y los fondos crediticios sin regulación, realizan la mayor parte de este intercambio. De hecho, han construido una inestable torre de naipes de deudas vendiéndoselas y comprándoselas entre ellos, registrando ganancias en cada operación. Ésta es la definición de un esquema piramidal. En la medida en que el régimen de dinero gratuito previno la insolvencia, la torre podía tambalearse, pero seguía en pie. Pero pequeñas alteraciones en cualquier parte de la estructura pueden derribar toda la torre, y los movimientos sísmicos que ya se sienten prometen alteraciones muy grandes.” [énfasis en el original]
—The Trillion Dollar Meltdown: Easy Money, High Rollers, and the Great Credit Crash [El desplome del billón de dólares: dinero fácil, apostadores fuertes y el gran crac crediticio] (2008)
Conforme colapsa la torre de deudas, presiona implacablemente a la baja los precios de todos los activos financieros que no sean títulos gubernamentales del Primer Mundo. Y pronto puede sucederle también a éstos.
Impacto en Europa Occidental y Japón
La crisis financiera ha exacerbado enormemente las tensiones y conflictos de interés interimperialistas en lo que cada vez se conoce más como la des-Unión Europea. Los diversos esquemas de rescate nacionales han intensificado la competencia financiera al interior de la UE. El capital monetario especulativo de corto plazo entra a aquellos países —como Irlanda, inicialmente— en los que la política gubernamental hace parecer más seguros a los bancos y otras instituciones financieras. Y luego vuelve a salir cuando otros gobiernos ofrecen otros paquetes de rescate aparentemente más generosos.
También hemos visto una ruptura creciente entre los dos países centrales de la UE y la zona del euro: Alemania y Francia. El vanagloriado presidente francés, Nicolas Sarkozy, que por casualidad también ocupó la “presidencia” rotativa de la UE durante la segunda mitad de 2008, se presenta a sí mismo como el salvador del capitalismo mundial. Ha impulsado varios ambiciosos esquemas regulatorios financieros y de “estímulo” económico tanto en la UE como internacionalmente. No hace falta decir que las poses de Sarkozy no le han ganado amigos entre los gobernantes de los estados imperialistas fuera de Francia.
En particular, la clase dominante alemana, representada por el gobierno de coalición de demócratas cristianos y socialdemócratas, ha rechazado groseramente los diversos esquemas del francés. Nada de geld alemán, declaman, va a gastarse para costear el libertinaje y las flaquezas económicas de sus “socios” europeos. Más en general, quienes mandan en Berlín han insistido que le corresponde a otros países —léase Estados Unidos— arreglar sus propias economías de un modo que ayude también a Alemania. En palabras del ministro de economía alemán Michael Glos: “Sólo podemos confiar en que las medidas que adopten los otros países…ayuden a nuestra economía de exportaciones” (Financial Times, 1º de diciembre de 2008). ¡Siga soñando, Herr Minister!
Japón, que desempeña un papel muy importante en la economía mundial, no ha recibido suficiente atención de la prensa financiera estadounidense. Japón es la segunda economía más grande del mundo. Y, de manera más importante, el mayor acreedor del mundo. Aunque China lo ha superado recientemente como el mayor propietario de títulos del gobierno estadounidense, Japón es un acreedor mucho mayor de las corporaciones privadas de todo el mundo.
En 1989-90, estalló una burbuja de bienes raíces y valores bursátiles en Japón, lo que dio paso a una década de estancamiento, que más tarde llegó a ser conocida como “la década perdida”. Las autoridades monetarias forzaron la baja en las tasas de interés a prácticamente cero para estimular la inversión. Lo que pasó fue que esta medida funcionó, pero no en la forma que las autoridades del gobierno pretendían. El enorme exceso de capacidad industrial y de “préstamos bancarios morosos” desalentaron las inversiones adicionales en el mismo Japón. Así que los financieros japoneses y los inversionistas de todo el mundo pidieron préstamos baratos en Japón para luego invertir en otros países donde por algún motivo u otro la tasa de rendimiento era mayor. En la prensa financiera esto se conoció como el “carry trade de yenes”.
Ahora, esta práctica ha sido obligada duramente a invertir su marcha. Es decir, los inversionistas están vendiendo sus activos en todo el mundo, a precios cada vez más bajos, para pagar las deudas que contrajeron con los bancos y otras instituciones de Japón. Pero esto se ha convertido en un proceso contraproducente, pues, conforme este dinero entra a Japón, hace que el valor del yen aumente respecto a las divisas de casi todos los demás países en los que los deudores habían invertido. Así que eso aumenta el peso de su enorme deuda y de los futuros pagos. Imaginen que están vaciando una gran tina de agua, y que por cada cubeta que sacan, una cubeta y media entra por un conducto subterráneo. Bueno, ésa es la situación que enfrentan los inversionistas extranjeros y japoneses que por más de una década aprovecharon el “carry trade de yenes”.
Al mismo tiempo, el aumento en el precio del yen está haciendo que aumente el valor de los bienes japoneses en los mercados mundiales en un momento en el que la demanda global disminuye rápidamente. El núcleo del capitalismo industrial japonés está recibiendo un fuerte golpe. Por primera vez en siete décadas, Toyota espera tener pérdidas este año fiscal en sus negocios de autos y camiones. Sony ha anunciado que despedirá a cinco por ciento de la fuerza de trabajo de su división de electrónica y que cerrará hasta seis fábricas alrededor del mundo.
La crisis global sacude la economía “socialista de mercado” de China
Así que, ¿qué hay de China —que entendemos no es capitalista, sino un estado obrero burocráticamente deformado—? Durante la crisis financiera del Asia Oriental de 1997-98, China logró evitar el impacto de la crisis al expandir sustancialmente la inversión en construcción e infraestructura industriales. Y el régimen estalinista de Beijing está tratando de repetir esas medidas ahora. A principios de noviembre anunció un gran paquete de estímulo (equivalente a 585 mil millones de dólares) que se enfoca en expandir la infraestructura: vías férreas, carreteras, aeropuertos, puertos y cosas así. Posteriormente, sin embargo, ha resultado que la cantidad es mucho menor que la que se había indicado originalmente. Sólo una cuarta parte de los fondos vendrán del gobierno central; las otras tres cuartas partes deberán salir de organismos gubernamentales locales y bancos estatales. Pero los recursos financieros de estas instituciones son mucho más limitados. Stephen Green, un economista del Standard Chartered Bank de Shanghai, comentó al respecto: “Con la caída de las rentas públicas, es difícil imaginar cómo podrían los gobiernos, bancos y empresas locales compensar el resto de los Rmb 4 billones” (Financial Times, 15-16 de noviembre de 2008).
El camarada Markin y yo hemos estado discutiendo sobre el impacto que tendrá la crisis mundial en China. Y los dos coincidimos en que, esta vez, a diferencia de lo que ocurrió a finales de los noventa, la economía china no va a salir básicamente ilesa. Para empezar, éste no es un declive económico regional sino global. Y está centrado en Estados Unidos y Europa Occidental. Todo indica que va a ser muy grave y bastante prolongado. Una de sus consecuencias es que incrementa el proteccionismo antichino en Estados Unidos y Europa Occidental.
Vamos a ver, y ya estamos viendo, el lado malo y la inflexibilidad de lo que los estalinistas chinos llaman la economía “socialista de mercado”. En China hay decenas de miles de fábricas que emplean a decenas de millones de trabajadores y que pertenecen a empresarios nacionales, capitalistas chinos de ultramar de Hong Kong y Taiwán y corporaciones extranjeras que producen bienes específicamente destinados a los países capitalistas avanzados, bienes como juguetes, reproductores de CDs y sistemas de posicionamiento global para autos. Estas fábricas no pueden virar fácil y rápidamente su producción a, digamos, electrodomésticos para los obreros y campesinos chinos. Y eso sería así incluso si el Ejército de Liberación Popular volara helicópteros sobre los barrios obreros y las aldeas campesinas arrojando paquetes de dinero a los habitantes.
Además, el régimen de Beijing ha alentado su propia versión de la burbuja de precios de la vivienda y un auge en la construcción residencial. La numerosa y cada vez más pudiente pequeña burguesía urbana china —los yuppies chinos— pidieron préstamos para comprar, construir y expandir casas, no sólo para vivir en ellas, sino como inversión financiera. Esperaban que sus precios en el mercado continuaran subiendo en espiral. Bueno, pues la burbuja de la vivienda ya reventó. En un vecindario acomodado de Beijing, el precio de compra de departamentos nuevos cayó en un 40 por ciento entre febrero y octubre del año pasado. El Economist de Londres (25 de octubre de 2008) comentó: “El mercado de la vivienda produce desagradables sorpresas a las nuevas clases medias de China.” Desde luego, nosotros no estamos tan preocupados por las desventuras de los yuppies chinos. Sin embargo, nos preocupa mucho el efecto que el colapso de la burbuja de los precios de vivienda tenga en nuestra clase: el proletariado. Este colapso tuvo el efecto de deprimir la industria de la construcción residencial, mucha de cuya mano de obra consiste en obreros hombres emigrados del campo.
Lo que resulta de todo esto es que China, a diferencia de casi todos los países capitalistas, no va a entrar en una recesión; pero es probable que sí experimente un declive agudo en su tasa de crecimiento, que en el último par de décadas ha promediado cerca de un diez por ciento. Correspondientemente, habrá un gran aumento en el número de desempleados urbanos, tanto obreros que sean despedidos del sector privado como campesinos que lleguen a las ciudades en busca de empleos sin poder encontrarlos. Según las cifras oficiales, para el final de noviembre, 10 millones de trabajadores migratorios perdieron sus empleos en la China urbana. Y esta angustia económica va a producir un aumento en el descontento social. Ya ha habido protestas furiosas de los obreros fabriles despedidos en el delta del Río Perla, la principal región china de manufactura ligera para los mercados del Primer Mundo. Lo que no sabemos ni podemos saber es si el aumento del descontento obrero desestabilizará la situación política. Eso está más allá del alcance de nuestro conocimiento actual.
La resurrección del keynesianismo
¿Qué es más probable que ocurra? Todo indica que éste será un declive económico mundial excepcionalmente grave y prolongado, especialmente duro en Estados Unidos y Gran Bretaña. Al nivel ideológico y, en menor medida, al nivel de las políticas de gobierno, vamos a ver, y ya estamos viéndolo, un giro de derecha a izquierda en el espectro político burgués: políticas fiscales basadas en el aumento del gasto deficitario, nacionalización parcial de los bancos y otras instituciones financieras, intentos de expandir y apretar la regulación de las transacciones financieras y cosas así.
El camarada Robertson y otros han observado que el monetarismo como doctrina quedó completamente desacreditado y que el keynesianismo está otra vez de moda. He encontrado más referencias positivas a John Maynard Keynes en la prensa financiera de lengua inglesa en las últimas seis semanas que en los últimos diez años. La camarada Blythe señaló que hay un mito liberal muy enraizado en Estados Unidos de que fue el New Deal de Franklin Roosevelt, basado en las doctrinas de Keynes, lo que sacó a Estados Unidos de la Gran Depresión de los años treinta. No, lo que sacó a Estados Unidos de la Depresión fue la expansión de las “obras públicas” durante la Segunda Guerra Mundial, y por “obras públicas” quiero decir tanques, bombarderos, portaaviones y la bomba atómica.
Ya hemos escrito sobre el keynesianismo en el pasado, desgraciadamente, en un pasado demasiado distante en términos de la historia de nuestra tendencia. Les recomiendo en particular tres textos. A principios de los años sesenta, Shane Mage, uno de los fundadores de nuestra tendencia, escribió una tesis doctoral, “La ‘ley de la tendencia decreciente en la tasa de ganancia’: Su lugar en el sistema teórico marxista y relevancia para la economía estadounidense” (Universidad de Columbia, 1963). Por cierto, su asesor de tesis fue Alexander Ehrlich, el autor de The Soviet Industrialization Debate 1924-1928 [El debate sobre la industrialización soviética, 1924-1928]. La obra de Mage contiene una sección en la que explica la diferencia entre el entendimiento de Marx y el de Keynes sobre cuál es la causa básica de los declives económicos. En el declive económico mundial de 1974-75, yo escribí un artículo llamado “Marx vs. Keynes” (WV No. 64, 14 de marzo de 1975, reimpreso en WV No. 932, 13 de marzo de 2009), que era en parte teórico y en parte empírico. Y en 1997-98, WV publicó una serie bajo el encabezado general “Wall Street y la guerra contra la clase obrera”. La tercera parte, “El New Deal de los años treinta y el reformismo sindical” (WV No. 679, 28 de noviembre de 1997), contiene un análisis de Keynes a nivel teórico y un análisis empírico de Estados Unidos durante los años treinta, las medidas reales del New Deal y los acontecimientos económicos de la Segunda Guerra Mundial.
Quiero concluir con un par de puntos en los que la situación actual difiere de la de los años treinta. Como ya he indicado, la situación actual es muy diferente en tanto que la enorme cantidad de deudas contractuales nominales y legales que no pueden pagarse supera por mucho, por grandes múltiplos, los recursos financieros de los gobiernos capitalistas. En Gran Bretaña y en Italia ya están teniendo dificultades para financiar los crecientes déficits presupuestales que resultaron de los diversos esquemas de rescate. El Financial Times (1º de diciembre de 2008) cita a Roger Brown, un analista financiero del banco suizo UBS, que señaló:
“Los gobiernos ya están teniendo problemas, lo que no presagia nada bueno viniendo poco después de la recapitalización [de los bancos] y del anuncio de que se necesitan más fondos adicionales.
“Debemos preguntarnos si habrá suficientes inversionistas para comprar los bonos, o al menos si esto no impulsará los rendimientos muy arriba para atraerlos.”
Así que todos estos esquemas de rescate pueden compensar cuando mucho una pequeña fracción de las pérdidas.
Lo segundo es que Estados Unidos está entrando en este profundo declive con una enorme deuda preexistente, que en gran parte pertenece a gobiernos e inversionistas del este asiático. Y esto pone un límite superior bastante estrecho a los gastos deficitarios adicionales. En su primer pronunciamiento después de las elecciones, Barack Obama trató de disminuir, no de alentar, las expectativas de que Estados Unidos volverá pronto a la “prosperidad”: “Lo he dicho antes y lo repito ahora: no va a ser rápido ni va a ser fácil para nosotros salir del agujero en el que estamos.” Así habló el nuevo jefe del ejecutivo del país capitalista más poderoso del mundo.
Así que ¿cuál es la solución? Es, como sabemos, una simple y radical. La clase obrera debe adueñarse de los recursos productivos de la sociedad —las fábricas, los sistemas de transporte, los sistemas de generación de energía eléctrica— de los capitalistas y, mediante el establecimiento de una economía planificada, usar estos recursos en el interés de la clase obrera y de la sociedad en su conjunto. Pero, para hacer eso, hace falta un partido político que represente los intereses de la clase obrera contra los de la clase capitalista. En Estados Unidos, un partido como ése también defendería los derechos e intereses de las minorías oprimidas negra y latina, lucharía por los derechos de los inmigrantes y todos los demás sectores oprimidos de la sociedad. Para construir un partido así, los obreros deben romper, en particular, con el Partido Demócrata, es decir, el más liberal, o el que suena más liberal, de los partidos del capitalismo esta- dounidense. También es necesario deshacerse de la burocracia sindical procapitalista existente y remplazarla con una dirigencia que luche por los intereses de los obreros y, otra vez, de todos los oprimidos. Y sólo cuando eso haya ocurrido será posible llevar a cabo un principio básico, a saber, que quienes trabajan deben gobernar.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/31/crisis.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 14:47 EDUARDOMOLINA JOSEP FONTANA “Lo que es absolutamente inaceptable es resignarse”.Los dos derechos, a la libertad y al trabajo, son coartados por las mismas fuerzas. Por decirlo de algún modo, la Reforma Laboral y la Ley Mordaza son dos partes de un mismo proceso.

https://www.diagonalperiodico.net/global/30323-lo-es-absolutamente-inaceptable-es-resignarse.html
"Hijo de un librero de viejo, Josep Fontana (Barcelona, 1931) se crió en la Barcelona de los años de la Guerra Civil. En ese contexto comenzó su militancia en la escuela de activismo que fue el Partido Socialista Uni­ficado de Cataluña (PSUC). Tam­bién su carrera como historiador. En 2011 escribió un libro de referencia, Por el bien del imperio, que explica la historia del mundo tras la victoria militar de Estados Unidos en 1945 y permite rastrear las circunstancias que han producido un ciclo de cambio a escala global desde el comienzo de la década de los diez. Nos recibe en su casa de Barcelona. Llueve y la conversación se prolonga durante una hora y media.
DIAGONAL: Tiene siete años cuando ter­­mina la Guerra Civil. ¿Recuerda algo de aquellos días?
JOSEP FONTANA: Claro. Hay recuerdos extraños que te quedan grabados no sabes por qué. Recuerdo la noche del 18. Porque aquí el follón fue el 19, un sábado. Recuerdo pasear con mis padres por la Rambla, a primera hora de la noche, y ver un grupo de gente que estaba con el sereno, tratando de entrar en una tienda en la esquina de Rambla con la calle Fernando, que era una armería. Recuerdo eso y después cosas concretas del 19 de julio, saliendo con mi padre. Yo vivía cerca del barrio de la catedral, recuerdo ir de la mano de mi padre y haber visto de lejos el incendio de la iglesia del Pino. Re­cuerdo una puerta de esas negras de madera apoyada en un árbol humeando y alguna escena después en la plaza nueva delante del Palacio del Obispo, donde están tirando cosas por la ventana, y sé después que lo que están diciendo es que han encontrado allí pruebas de que estaban conspirando, etc. Lo cual era verdad, que se reunían para preparar el golpe. Son recuerdos aislados, pero después, claro, la guerra tiene muchas cosas que son difíciles de olvidar. Las sensaciones que tienes cuando cae una bomba delante de tu casa, por ejemplo. De las puertas de los armarios que se abren, las noches cuando hay un bombardeo, cómo sales con tus padres para ir a un refugio. O el final de la guerra. En enero, cuando llegan a Barcelona, yo estoy en una torre con otra gente en Valldoreix, al otro lado de las montañas del Tibidabo y entra un soldado marroquí, fusil en mano, abriendo los armarios para ver lo que se puede llevar... Es muy difícil que estas cosas, que tienen tanta fuerza, no te dejen un impacto.
Los años de militancia se acaban con la decepción que te produce la forma en que se liquida todo
D.: Luego la durísima posguerra.
J.F.: Eso lo vivo primero simplemente como paciente. Como un niño que vive los problemas del racionamiento, del pan de maíz, etc. Y después, cuando empiezo a implicarme en la clandestinidad. Cuando ya estoy en la universidad empiezo a encontrar la línea de relación con el PSUC. Es una historia que tiene un aspecto raro, que es el hecho de que lo que me tocara fueran multas y cosas por el estilo, y que no me llegara a tocar ir a la cárcel. Lo más que me llega es ir a pasar una noche a la Brigada Social, y otras cosas negativas, el pasaporte, etc. Pero no me toca ir a la cárcel como a mucha gente que está a mi alrededor.
Son cosas con las que vives y que te marcan. Te marcan los años de militancia, que se acaban con la decepción que te produce la forma en que luego se liquida todo. Eras perfectamente consciente de que la relación de fuerzas no iba a permitir que cuando acabase el franquismo viniese algo totalmente distinto, pero sí que esperabas, cuando menos, que el partido en el que estabas, en mi caso el PSUC, mantuviera por lo menos los mismos principios y los mismos objetivos, y siguiera luchando por ellos. Pensabas que había mucha gente que había pagado con la cárcel, y algunos con más que eso, porque estaban luchando por cambiar las cosas. Y por tanto, te parecía que el acomodo no era aceptable.
A partir de ese momento, no tengo militancia ninguna, aunque sigo teniendo simpatía por ese partido que pudo ser y no fue. Porque realmente había llegado un momento en el que tenía una influencia y un arraigo popular considerable. Todo eso se sacrificó porque llegó un momento que el señor Carrillo consideró, y los demás aceptaron, que la política se hacía en el Parlamento, se negociaba por arriba, y que la gente tenía que volver a sus casas y salir sólo cuando los llamaban.
D.: Junto a ese proceso personal, usted desarrolla su vocación como historiador, que está completamente relacionada con aquellas ideas.
J.F.: Yo, siempre lo digo, he tenido tres maestros. Mi amigo Manolo Sacristán decía que no dijera eso, que era escandaloso, porque la mayoría de los españoles no había tenido ni uno. El primero, en clases que se celebraban clandestinamente en su casa, era Ferrán Soldevila. Era un hombre que había vuelto del exilio y que se mantenía con mucha dignidad. Él me empezó a inculcar el gusto por ver qué había detrás de los documentos y de las crónicas, etc. El segundo fue Vicens, Jaime Vicens Vives. Tenía una cosa muy clara: que el de historiador era un oficio que, o servía para implicarte con lo que estaba pasando a tu alrededor, o no servía para nada. Eso, cuando estabas viviendo en el franquismo, lo entendías muy bien. Las circunstancias y el propio Vicens acaban conduciéndome a Vilar. Re­cuerdo que, en las muchas conversaciones que habré tenido con Pierre Vilar, en Barcelona, en París, en Granada, etc, hablábamos de lo que pasaba por el mundo, no de libros ni del pasado. Por tanto, la idea de que ése era un oficio que servía para entender el mundo en que vives, la he tenido muy clara, y he intentado seguir manteniéndola. Siempre he tratado de entender ese trabajo como algo que sirve para entender el mundo en el que vives y, si no, no sirve para nada. Para entretener contando historias no merece la pena.
Me eduqué en un contexto que creía que vivíamos en un mundo de progreso indefinido y me ha tocado el descenso
D.: Dice que con Vilar hablaba de lo que pasaba por el mundo. Lo que pasaba era la Guerra Fría en sus distintas fases. Me imagino que usted ve el conflicto de Afganistán o la crisis de los refugiados y vuelve la mirada sobre aquella confrontación.
J.F.: Intenté trabajar para descifrarme a mí mismo lo que era esa gran mentira de la Guerra Fría. Para eso hice un tocho como una catedral. Y creo que ha sido por eso, que luego he ido a hacer ese libro que aún no tiene título, que va desde el 14, y parte de lo que es el gran pánico que produce la revolución rusa del 17 y llega hasta la situación actual.
Todo el tema de la guerra islámica empezó con [Jimmy] Carter en Afganistán y sigue. Pero lo peor del caso no es que siga, es que no tiene solución posible. El único que he visto que hablaba con sentido de eso es Robert Kennedy jr., el hijo de Robert Kennedy –que precisamente fue asesinado por un asiático–, que plantea que lo que están recogiendo los americanos es lo que han sembrado durante años, y que la única solución es dejar a los musulmanes que arreglen sus problemas y construyan sus países sin meterse con ellos. Pero es una de esas voces que no va a escuchar nadie. Es evidente que mientras desde aquí lo que se les ocurra siga seguir yendo a bombardear, van a tener la lógica respuesta. Aunque liquiden lo que ahora hay en Iraq y en Siria, están teniendo cada vez más un montón de focos en África que no va a poder resolver. Eso está sucediendo al mismo tiempo que un problema inminente que es el gran desplazamiento de los refugiados, un gran movimiento de la pobreza del sur hacia los países más ricos. Que estamos recibiendo con un giro a la derecha, defendiendo la fortaleza. Estos problemas van a marcar el futuro. El otro gran problema que tenemos es el de la desigualdad.
D.: La gran divergencia...
J.F.: La gran divergencia que decía el Krugman. Precisamente Paul Krugman, que es un tipo raro porque por ejemplo está sosteniendo la candidatura de Hillary Clinton –un personaje que lleva consigo lo más sucio, lo más corrupto de lo que ha pasado– ayer o anteayer hizo un artículo de una extraña lucidez, “Las crisis de los Robber Barons”, donde plantea el panorama de unas sociedades en las que hay un auge de beneficios y riqueza que no se invierten porque, en realidad, son be­neficios de monopolio y que tiene como consecuencia que, al mismo tiempo que se siguen enriqueciendo mediante una economía “de rentistas”, esa economía no crece en el sentido de permitir que los niveles de vida de los demás mejoren y seguramente no va a permitir tampoco darles trabajo.
Si no fuera porque sabes que la especie ha sido capaz de plantar cara a los problemas y de salir adelante, dirías ‘me ha tocado una fase negra’. Me eduqué en un contexto que creía que vivíamos en un mundo de progreso indefinido, en el que se creía que el mundo iba a ir siempre para mejor y me ha tocado vivir después, de mayor, la fase de descenso en que en realidad las cosas van cada vez a peor, por lo menos en términos de bienestar social. Pero bueno, mi función como historiador, lo que Vilar llamaba “pensar históricamente”, es ayudar a la gente a pensar por su cuenta, a que entiendan el mundo en que viven y por tanto, que entiendan que lo que es absolutamente inaceptable es resignarse.
El protagonismo de los trabajadores de fábrica ha desaparecido y eso dificulta la solidaridad internacional
D.: ¿Han sucumbido a los nuevos tiempos conceptos de entonces y que están tan relacionados entre sí como el de internacionalismo o el de lucha de clases?
J.F.: Son dos temas distintos. El internacionalismo era un intento de conseguir llevar la solidaridad a escala global. Esa idea en buena medida se apoyaba en los sindicatos, en unos momentos en que el trabajador de fábrica era un elemento fundamental de la sociedad europea y la norteamericana. Ahora, eso se ha desplazado. Los trabajadores industriales hoy son mucho más abundantes en los países emergentes que en el mundo occidental. Aquí, el protagonismo de los trabajadores de fabrica ha desaparecido y seguramente eso dificulta esa solidaridad internacional.
Pero la lucha de clases está en la raíz misma de los mecanismos que generan desigualdad. El enriquecimiento proviene de que el PIB, cada vez va más a manos de esos, digamos, empresarios de las finanzas y cada vez menos va a parar a los trabajadores. Ese mecanismo funciona y se articula desde el control de la política, por tanto, claramente es un mecanismo de lucha de clases. Que las clases se definan de otra forma no quiere decir que esa disparidad social no se produzca. El Manifiesto Comunista habla de una lucha que en un momento determinado es entre campesinos y señores feudales pero que va cambiando de sentido. Ahora, en este momento, el que está arriba se parece cada vez más al rentista. Es evidente que los términos en que se define la contraposición hay que cambiarlos, pero la idea de que eso sigue funcionando es la idea que sostendría que en realidad la mayor parte de lo que hay de positivo en las luchas sociales de la historia es la lucha por la conquista de la libertad y la igualdad, del derecho a vivir de acuerdo con tus posibilidades y del derecho a acceder por una parte a los frutos naturales y por otra a los resultados de tu trabajo. Y eso es lo que está detrás del juego siempre. Los dos derechos, a la libertad y al trabajo, son coartados por las mismas fuerzas. Por decirlo de algún modo, la Reforma Laboral y la Ley Mordaza son dos partes de un mismo proceso."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


¿Cómo Es Salir Con Un Chico Japonés? Mitos y Verdades ... RAZONES PARA SALIR CON UN HOLANDES 💍 - YouTube 5 SUGERENCIAS antes de salir con un COREANO - YouTube SALI CON UN CHICO COREANO  STORYTIME - YouTube TIPS PARA SER LA NOVIA DE TU IDOL  Akira Lau Salir con un Coreano 💑 lo que suponen vs la realidad ...

La guía del chico no asiático para salir con una chica ...

  1. ¿Cómo Es Salir Con Un Chico Japonés? Mitos y Verdades ...
  2. RAZONES PARA SALIR CON UN HOLANDES 💍 - YouTube
  3. 5 SUGERENCIAS antes de salir con un COREANO - YouTube
  4. SALI CON UN CHICO COREANO STORYTIME - YouTube
  5. TIPS PARA SER LA NOVIA DE TU IDOL Akira Lau
  6. Salir con un Coreano 💑 lo que suponen vs la realidad ...

¿Cómo Es Salir Con Un Chico Japonés? Mitos y Verdades! 🦙T I K T O K https://www.tiktok.com/@oppascoreanos 🦙I N S T A G R A M https://www.instagram.com/beto_kang/ 🦙F A C E B O O K: https://www.facebook.com/papisit... ♡♡ºº Annyo shingus ºº♡ Pues porque ustedes lo pidieron, les traigo un #StoryTime de cuando estuve saliendo con un coreano!!… es mi experiencia personal, lo q... Link para acceder a la página EastMeetEast https://www.eastmeeteast.com/kcj Link para descargar la app en tu celular: https://go.onelink.me/gf9i/kcj La app #... 24HRS ESPOSADA A UN ASIÁTICO Akira Lau ft. Chinitoilegal - Duration: 16:03. Akira Lau 343,135 views. 16:03. Me tomo un SHOT por cada 'MALA ACTUACIÓN ... Broma a mi ex con canción de BTS ... Las cinco razones para salir con un Holandés, esto es basado en mi experiencia y lo mucho que disfruto la relación que tenemos, esperamos que les guste SOMOS...